BlackSip presenta el Reporte de Industria: El e-Commerce en Perú 2020

BlackSip, la empresa experta en servicios de comercio digital enfocados a la innovación tecnológica, publicó el Reporte de Industria: El e-Commerce en Perú – 2020. Con el cual visibiliza el comportamiento ascendente del comercio electrónico a nivel global, latinoamericano y del país, impulsado por el incremento del uso de canales digitales que minimizan la exposición del comprador online frente al Covid-19. 

Desde principios de marzo, y como consecuencia de la pandemia, las compras en línea crecieron en un 200% en todo el mundo, según lo informa Think with Google. Tan solo en Latinoamérica -comparando la primera semana de marzo con la de abril de 2020- hubo un alza de más de 230% en ingresos a través de las ventas online; y en el caso de Perú, un crecimiento de 900% en ingresos por e-Commerce, como lo señala Statista en su informe.

Esta situación sería respaldada -para el caso particular del Perú- por una tasa de penetración de Internet del 72,7%, por debajo de Chile (81,6%), Uruguay (79,4%), Argentina (77,7%); y por 24 millones de usuarios activos de Internet que potencian el e-Commerce como un mercado que recién empieza a despegar con proyecciones alentadoras a futuro. Cabe recalcar que todos los países de Latinoamérica tienen una penetración superior al promedio mundial comprendida en 58% a excepción de Honduras y Nicaragua; y que durante este año, más de 267 millones de personas -de los 2,000 millones que compras de productos y servicios en Internet- provendrían de Latinoamérica, según cifras publicadas por Statista. 

Bajo este contexto, Latinoamérica ha demostrado el gran crecimiento que ha tenido en el comercio electrónico en la región. En menos de cinco años, ha pasado de casi 126 millones de compradores a más de 267 millones, datos que lo consagra como un mercado que empieza a madurar y a tomar como hábito las compras online. Tan solo por mencionar, se pronostica que las ventas totales en retail online pasen de U$ 36,900 millones de dólares en el 2016 a U$ 83,630 millones para el 2020; no obstante, este casi 2% de aporte de Latinoamérica a la torta global de e-Commerce en este rubro sigue siendo baja.

“El Perú es un mercado que ha empezado a darse cuenta de la oportunidad que tiene la implementación estrategias de e-Commerce en sus actividades diarias y de la ventaja que tienen frente a la penetración de Internet, por encima de otros países latinoamericanos. Las grandes cifras responden en parte, a las medidas particulares tomadas por nuestro gobierno para hacer frente a la pandemia que nos llevó de un cierre total, a una demanda exponencial que puso a prueba toda la industria de e-Commerce en el Perú, la cual se ha ido decreciendo a la par con la re-apertura del comercio físico. Tan solo durante mayo y junio, las pasarelas de pago registraron un aumento del 221% de nuevos compradores online, siendo el 44% de la población entre los 16 y 70 años de los NSE A,B,C y D del sector urbano, los más activos en compras en línea” afirmó Ricardo Rojas, Country Manager de BlackSip para Perú.

Hasta antes de la pandemia la modalidad de compra habitual de los peruanos era por canales presenciales; sin embargo los comportamientos de consumo cambiaron -durante la cuarentena- por transacciones electrónicas con nuevas experiencias de compra en e-Commerce. Esto generó un aumento en un 17% más en el tiempo de navegación para el mes de julio; y un incremento de reach para sitios de compras en línea de 40% con el reinicio de actividades post cuarentena, según lo reporta Datum Internacional y Netquest.

Las principales categorías y necesidades que respondían a esta demanda -en un contexto de cuarentena- fueron los alimentos y bebidas para alacena (65%), moda, calzado, ropa y accesorios (36%), equipamiento para el hogar (34%), Farmacia (33%), Limpieza (28%) y Aseo personal (26%); adquiridas mediante el uso de tarjetas de débito (57%), efectivo (49%) –como medios de pago más usados- seguido de las tarjetas de crédito (36%).

En esta situación, Statista prevé que los ingresos por e-Commerce en Perú alcancen los U$ 2,943 millones de dólares para el 2020; en comparación de los U$ 2,100 millones registrados en el 2019.  Asimismo y con proyecciones para el 2024, se espera que los ingresos logren una tasa de crecimiento anual del 12,2% (2020-2024), lo que resultará en un volumen de mercado proyectado de U$ 4,656 millones de dólares para el 2024.

No obstante, las empresas deben seguir reforzando sus canales digitales y experiencia en línea mediante la implementación de estrategias digitales como lo es el marketing automation, considerada como una dinámica de flujos de envíos que acompaña el proceso de compra. Según IPSOS, el peruano sigue una serie de pasos definidos para realizar una compra online, donde busca recibir la mayor información clara y precisa (precios, detalles, recomendaciones, seguimiento del proceso de compra, canales de atención al cliente, etc.) para cerrar su compra satisfactoriamente.

Esta tendencia de compra online y que continuará creciendo, ha obligado a que las empresas brinden plataformas digitales que garanticen procesos seguros y amigables, que respondan a las necesidades, nuevas experiencias y conductas previas de compra de los consumidores, generando la fidelización de sus clientes; sin embargo, el consumidor final no será el único protagonista del comercio electrónico en los siguientes años.

La pandemia ha impulsado en paralelo el e-Commerce B2B, logrando ventas mundiales de U$ 7,7 millones de dólares en 2020, superando en creces a las ventas de e-Commerce B2C, valoradas en U$ 2,3 billones.

Además, las nuevas tendencias hacia iniciativas omnicanal proyectan que el 61% de las empresas B2B las implementará y que ya el 36% de ellas ha dado el primer paso, según reporta Intuit.

Por otro lado, los marketplace se han convertido en los canales preferidos para compras entre empresas, según el informe de Research and Market; este es el caso de marcas como Amazon y Alibaba, esta última recoge más de 10 millones de compradores B2B en su plataforma.

No cabe duda que así como las personas tuvieron que adaptarse a nuevas dinámicas de compra online, los B2B deberán también hacerlo para mantenerse activos en el mercado y seguir operando bajo un contexto que requiere interacción en diferentes niveles, alcanzando la competitividad y liderazgo que bajo la toma de decisiones de las nuevas generaciones –como los Millenialls- demanda ser cada vez más tecnológicos; y BlackSip está listo para ser tu aliado e ingresar a esta nueva era digital que sigue evolucionando en todo el planeta.