Buscan dar golpe en el CNM y en la ONPE intentan traerse abajo las elecciones

Los fines son claros. Mediante una campaña liderada por los activistas “caviares” y sus medios de comunicación afines, se pretende coaccionar a los miembros del Consejo Nacional de la Magistratura para que éste suspenda en sus funciones al jefe de la ONPE, Adolfo Castillo Meza, sin que se haya ni siquiera iniciado un proceso disciplinario contra el citado funcionario por el caso del presunto favorecimiento a partido Podemos Perú, del empresario José Luna Gálvez, contraviniendo las normas legales del debido proceso.

Fuentes del CNM indicaron que se viene orquestando una campaña de desprestigio contra este organismo con el claro fin de que se cometa una infracción al separar a un funcionario sin que se haya culminado con el debido proceso investigatorio y disciplinario. Las mismas fuentes señalaron que les ha causado sorpresa que incuso algunos congresistas se hayan sumado a la presión política que es justamente a lo que menos debe ceñirse las decisiones del CNM.

Indicaron además que la consejera Maritza Aragón -a cargo de investigar el caso – elevará su informe este martes al pleno del Consejo Nacional de la Magistratura y si éste considera que hay elementos suficientes para abrir un proceso disciplinario contra Castillo Meza, esto no implica que se declare su culpabilidad de manera inmediata.

“Es sin duda un caso muy importante pero por la complejidad del mismo, las partes han presentado cientos de documentos que deben evaluarse de manera cuidadosa para poder determinar si -en efecto- hubo algún tipo de favorecimiento al partido de José Luna, y el nivel de responsabilidad de los funcionarios implicados”, señaló la fuente.

“Rechazamos enérgicamente la campaña de desinformación y desprestigio contra nuestros vocales y la presión política, a la cual no vamos a ceder.

Castillo Meza tiene mucho que explicar y seguramente será sometido a proceso disciplinario, pero no se puede someter las decisiones del CNM a consignas políticas y mediáticas con claros intereses particulares”, remarcó.

La misma fuente señaló que la ONPE ya remitió su descargo sobre el proceso de inscripción del partido Perú Podemos, el que incluye los planillones, documentos de gestión, CD y hasta correos electrónicos de carácter interno donde se detalla el verdadero proceder de todos los funcionarios investigados.
La ONPE y Castillo se han mantenido en silencio en las últimas semanas y no han brindado mayor información a la prensa sobre este escándalo.

MANIOBRAS
De acuerdo a la información recibida por este diario, la intención de destituir al jefe de ONPE, sin respetar el debido proceso, busca en el fondo que se nombre a un sucesor temporal y que éste sea avalado por los medios de comunicación afines a la izquierda. “El fondo de asunto no es la ONPE, es en sí querer boicotear a las actuales elecciones regionales y municipales sino que además crear un clima de inestabilidad que ponga en duda la idoneidad de los consejeros actuales en el CNM y manipular la elección de los 4 nuevos consejeros que deben ser electos a inicios del 2019 por los colegios profesionales y las universidades. El objetivo es quebrar la actual estructura electoral para buscar un nuevo escenario favorable para las elecciones del 2021.

Como se recuerda, hace unas semanas el dominical televisivo y el diario preferido por los caviares reveló una denuncia de un supuesto favorecimiento de funcionarios de la ONPE en el proceso de verificación de firmas para la inscripción del partido Podemos para el Progreso Perú, a raíz de una denuncia de la ex gerenta de Asuntos Jurídicos de la ONPE, Susana Guerrero en la que señaló que el jefe del área de Atención al Ciudadano y Trámite Documentario, Yorlank Arenas Oviedo, permitió que el personero legal del citado partido, Luis Navarrete, ingresara el 15 de diciembre del 2017, fuera de las horas regulares de atención para subsanar, con sello en mano, un número de planillones con 400 firmas de adhesión.

Sin embargo, a pesar de que el proceso indagatorio involucra al Ministerio Público, La Contraloría General de la República y al Consejo Nacional de la Magistratura, se ha orquestado una campaña para desvirtuar la capacidad de los miembros del CNM. Ni siquiera el anuncio de la decisión sui generis de la ONPE de ordenar la revisión total de firmas del citado partido con la finalidad de transparentar el proceso, ha calmado el apetito de los caviares por buscar la destitución del jefe de ONPE para luego pedir la cabeza de los miembros del CNM.

Uno de los hallazgos del proceso de investigación en el CNM es que los funcionarios que denuncian y los denunciados, en su mayoría, no fueron contratados en la ONPE por la actual gestión de Castillo Meza sino durante la administración de Fernando Tuesta y de Mariano Cucho.

CON GOCE DE HABER
Sin embargo, hay otras decisiones que llaman poderosamente la atención. Yorlank Arenas, a quien se sindica como el funcionario que permitió el acceso del personero de Podemos Perú fuera de los horarios de oficina, ha sido premiado con una suspensión con goce de haber, mientras dure el proceso investigatorio. Tanto él como Susana Guerrero, llegaron en la gestión de Mariano Cucho. Documentos que obran en poder del CNM comprueban además que Arenas ha sido grabado in fraganti por las cámaras de seguridad de la ONPE, rompiendo las normas de la misma institución, por lo que su comportamiento sería reincidente.

Arenas, por su parte, ha denunciado que recibió presiones de dos funcionarios: Juan Phang y Rosa Terrores para agilizar y favorecer al partido de Luna. Pero no ha aportado al CNM ninguna prueba que vincule a Adolfo Castillo con los audios presentados y con las acciones de estos funcionarios, quienes además no son personal de confianza de la actual gestión sino que llegaron a la ONPE durante el mandato nada menos del sociólogo Fernando Tuesta Soldevilla.

Suspensión, inhabilitación y revancha personal
Fernando Tuesta, como se recuerda, salió de ONPE en medio de un escándalo de corrupción e irregularidades. Fue obligado a renunciar en el 2004, y luego sancionado por el CNM tras un proceso disciplinario donde se comprobó haber transgredido el código de ética al contratar y sostener una relación sentimental con la ex subjefa de la ONPE, Tatiana Mendieta. Por ello fue destituido e inhabilitado con 5 años de ejercicio de la gestión pública.

Algunos miembros de la CNM sindican a Tuesta como uno de los que estarían orquestando la salida del jefe de ONPE y la campaña contra los miembros del CNM, como un acto de revancha personal. No en vano el último jueves estuvo en un canal de noticias pidiendo públicamente la cabeza de Castillo Meza y pontificando sobre transparencia en la gestión pública a pesar de que nunca más ningún gobierno le ha depositado confianza para ningún cargo público, luego del escándalo que lo llevó a su dimisión y posterior destitución.

Tuesta en los últimos meses habría tenido asesorías incluso con el fujimorismo a través de la comisión de constitución, a pesar de su conocida ideología caviar.

Tampoco quieren a militares en retiro
Alfredo Mora Ito, coronel en retiro del EP es actualmente Gerente de la Oficina de Seguridad y Defensa Nacional. Cuenta con una maestría en Gestión Pública y por ello ha sido encargado de la Gerencia General de ONPE. De ser sancionado o suspendido en sus funciones Castillo Meza, Mora Ito asumiría la titularidad de la ONPE.

Sin embargo, los medios caviares también han enfilado sus baterías contra la presencia de generales en la ONPE. No solo pretenden destituir a Castillo sino que también se oponen a que Mora Ito asuma las riendas de la institución, a pesar que de acuerdo a la normativa vigente le correspondería asumir esa responsabilidad.

“La campaña de copamiento de las instituciones busca descabezar la ONPE y luego vendrán por nosotros” precisó la fuente del CNM.

Pero no solo eso. La campaña de copamiento de la ONPE de los caviares busca también dejar sin efecto una resolución mediante la cual los militares en retiro (es decir que ya no ejercen servicio militar) puedan prestar sus servicios en dicha institución. Este logro histórico que reivindica la función civil del personal en retito de las fuerzas armadas también corre peligro.

Actualmente hay 94 plazas de Jefes de la Oficinas Descentralizada de Procesos Electorales a nivel nacional, y por primera vez 7 militares en retiro han sido admitidos para dicha función a nivel nacional. (Diario Expreso)