¿Cómo brindar atención psicosocial a niñas y niños en tiempos de pandemia?

Lima.- Las niñas, niños y adolescentes que crecen en un ambiente de violencia o de maltratos, crecen con baja autoestima, depresión, ansiedad, y en un futuro, podrían convertirse en adultos con graves dificultades emocionales.

En lo que va del año se han registrado 70 suicidios de menores de edad según EsSalud. Asimismo, la Asociación Psiquiátrica Peruana en un estudio para analizar los efectos de la pandemia en niños y adolescentes, de 3 a 17 años, arrojó que un 69,2% (7 de cada 10) de menores de edad presentó alteraciones en la conducta por el confinamiento.

En este contexto, la organización humanitaria Acción contra el Hambre promueve la atención de la salud mental infantil con el proyecto “Espacios Amigables”, el cual busca  formar y desarrollar el aprendizaje natural y emocional a las niñas, niños y adolescentes de familias en situación vulnerable. 

“Con la pandemia nuestro servicio psicosocial se implementó de manera remota y sin duda hemos tenido un antes y un después. Antes los padres nos entregaban a sus niños por una cierta cantidad de tiempo y se iban a trabajar, por lo que no se involucraban de manera activa con sus actividades. En la actualidad, la postura de los padres ha sido distinta, logrando tener un rol protagónico en la estimulación y desarrollo de sus hijos”, dijo Luz Maria Duarte, psicóloga clínica de la ONG Acción contra el Hambre.

Para la especialista, uno de los retos fue romper con los tabúes con respecto a una atención psicosocial, logrando que los padres de familia tengan más conciencia e interés por seguir aprendiendo en el desarrollo emocional de sus hijos con un acompañamiento sano, mejores estilos de crianza, comunicarse de forma asertiva y la importancia de generar estabilidad emocional y reforzar la autoestima en los niños, saber escucharlos y conocer el desarrollo evolutivo de sus hijos para ser un buen aliado en su desarrollo.

En “Espacios saludables” los especialistas en salud mental han adoptado una nueva forma de aprendizaje tanto para padres e hijos, a través de videos por chat, infografías, webinars, entrevistas, presentaciones, audiolibros. Material compartido a más de 250 menores de edad desde los 0 a 17 años. Las madres gestantes y lactantes también tienen un seguimiento para el desarrollo y vinculación con su bebé.

Con estos programas de salud emocional, organismos como Acción contra el Hambre, brindan la posibilidad de un desarrollo infantil sano, que garantiza formar personas saludables, con valores y principios para afrontar de manera optimista las dificultades de la vida.