Descubren la inscripción más antigua con nombre hebreo de Jerusalén

Un descubrimiento único de la ciudad de Jerusalén fue presentado este martes por la Autoridad de Antiguedades de Israel y el Museo de Israel: una inscripción en piedra de la época del Segundo Templo mencionando a Jerusalén con letras en hebreo. La inscripción fue revelada durante el pasado invierno en el centro de la ciudad, durante excavaciones para construir una nueva calle en la capital de Israel. Durante estos trabajos se hallaron los cimientos y varias columnas de una estructura romana.

Escrita en el hebreo antiguo de la época, la inscripción deletrea «Jerusalén» de la misma forma en la que se escribe el nombre de la ciudad hasta hoy en día. En la piedra se puede leer «Ananías hijo de Dodalos de Jerusalén». «El contexto arqueológico de la inscripción no nos permite determinar dónde se mostraba originalmente o quién era Ananías el hijo de Dódalos, pero probablemente era un artesano-alfarero, el hijo de un artesano-alfarero, que adoptó un nombre del ámbito de la mitología griega, siguiendo a Dédalo, el infame artista. Es interesante que decidiera añadir su origen, la cercana Jerusalén, a su nombre familiar», dice Dudy Mevorach, el conservador jefe de Arqueología en el Museo de Israel, donde se expone la pieza.

«Esta es la única inscripción en piedra conocida del periodo del Segundo Templo en que aparece la palabra entera. Solo se muestra de la misma manera en otro caso: una moneda de la Gran Revuelta contra los romanos (66-70 d.C.)», comenta el arqueólogo Yuval Baruch, de la Autoridad de Antigüedades de Israel. Hace un año fue revelada la referencia más antigua de Jerusalén en un documento de papiro extrabíblico, datado en el siglo VII a.C., a finales del periodo del Primer Templo.