Dictan 36 meses de prisión preventiva contra Keiko Fujimori

El juez peruano Richard Concepción Carhuancho ordenó este miércoles (31.10.2018) 36 meses de prisión preventiva para la líder opositora Keiko Fujimori en la investigación que se le sigue por un presunto lavado de activos de origen ilegal aportados por la constructora brasileña Odebrecht para su campaña presidencial de 2011.

“Este despacho considera que sí existe sospecha grave sobre la participación de la investigada Keiko Sofía Fujimori en el delito de lavado de activos en condición de líder en organización creada de facto al interior en Fuerza 2011”, señaló el juez al sustentar su decisión contra la líder de Fuerza Popular (FP).

“(Keiko) era la maquinadora, autora de una estructura de poder para que otros hagan esos delitos. Es decir, era la mujer de escritorio que maquinaba este aparato”, afirmó Concepción Carhuancho.

Fujimori, de 43 años, recibió la resolución con relativa tranquilidad y se abrazó con su esposo, el estadounidense Mark Vito Villanella, que estaba al borde de las lágrimas. Unas lágrimas que, dijo después, unidas a las de sus dos hijas, “serán la gasolina para seguir adelante y resistir”. “Este golpe nos fortalece. No va a hacer crecer como pareja y como familia. Keiko, te amo. Resiste, amor. Pronto vas a estar en nuestros brazos, en los brazos de tu familia”, dijo Vito a periodistas.

La dirigente de derecha radical abandonó de inmediato la sala de audiencias acompañada por policías. En principio, no se le colocaron esposas. Keiko ingresará nuevamente en un calabozo, después de que el 10 de octubre pasado ya se dictara una detención preliminar de diez días en su contra. Tras el anuncio del juez se escucharon celebraciones con bocinas en las calles, mientras allegados a FP se quejaban de que la audiencia se trató de “un show” porque Concepción Carhuancho ya había tomado la decisión anticipadamente.