El 85% de los peruanos prefieren consumir productos hechos a base de plantas y vegetales según estudio de Ingredion

Ingredion, proveedor líder a nivel mundial para el mercado de soluciones de ingredientes, realizó en conjunto con la consultora Opinaia un estudio que revela las nuevas tendencias de consumo en Latinoamérica y el potencial de los alimentos hechos a base de plantas y vegetales. El informe permite conocer los hábitos, preferencias y opiniones de los consumidores de Argentina, Brasil, Chile y Perú en relación a temáticas como calidad de vida, alimentación y sustentabilidad.

“Existe un consenso generalizado sobre la importancia de la alimentación en la calidad de vida. Hoy alimentarse bien significa ser saludable. Por eso, al momento de consumir alimentos y bebidas se busca saludabilidad, incluso por sobre el sabor y la accesibilidad económica, a la vez que existe un gran interés en conocer cuál es el origen de los ingredientes que se consumen diariamente”, explica Luis Miguel Garzón, Gerente General de Ingredion Perú. En este contexto, los alimentos hechos a base de plantas y vegetales tienen un terreno fértil para desarrollarse.

A nivel América Latina, el interés por la alimentación se ubica en el tercer lugar (31%), destacando que el Perú (82%) es uno de los países que evidencia mayor interés. A su vez, a nivel total en la región, 72% de los consultados afirman que el tema de la alimentación les “interesa mucho”.

A pesar de estos indicadores, el estudio muestra que el 86% de los peruanos se considera satisfecho con su salud y 89% satisfecho con su alimentación. A nivel regional, la satisfacción es del 82% para ambos casos. Además, existe un consenso generalizado sobre la importancia de alimentarse bien para estar saludable.

En todos los países analizados, la alimentación es señalada como el aspecto más relevante para tener un buen estado de salud (65%), seguido por la realización de actividad física (47%).

CONSUMO Y ALIMENTACIÓN

“La crisis global por el COVID-19 no solo puso en agenda la cuestión sanitaria y la atención de salud, sino que también ha generado la necesidad de replantear prácticas culturales vinculadas al medio ambiente y la sustentabilidad. En ese sentido, la opinión pública latinoamericana no parece ajena a este ejercicio. Hoy los ciudadanos-consumidores les exigen a las marcas tanto calidad como confiabilidad, pero también se les pide que sean saludables, respetando el medio ambiente, analiza Luis Miguel Garzón.

Por otro lado, los tres atributos más tenidos en cuenta sobre las marcas en la región por parte de los consumidores son calidad, saludabilidad y confianza, al momento de comprar alimentos o bebidas, acorde a los indicadores del estudio. En el Perú, un 75% destaca que los productos sean saludables, un 47% que sean de calidad y un 46% contempla que las marcas informen sobre el origen de los ingredientes.

Tanto para alimentos en general como los de origen vegetal, el sabor y poder reconocer los ingredientes de la etiqueta son los atributos sensoriales más relevantes. En Perú, el sabor es más importante para los alimentos de origen vegetal (33%) y para los alimentos en general (26%). A su vez, cuando se trata de un alimento general, el 54% considera importante reconocer todos los ingredientes, mientras que para aquellos de origen vegetal la importancia baja al 31%.

TENDENCIAS Y HÁBITOS DE ALIMENTACIÓN

Uno de los puntos más destacados del informe revela que, en este 2020, más de un tercio de los latinoamericanos se identifica con alguna corriente alternativa de alimentación, donde el 37% de los encuestados de la región se identifica con alguna de estas: veganismo, vegetarianismo, flexitarianismo, o pescetarianismo. El 80% considera estas corrientes más saludables, mientras que el 44% lo hace para prevenir enfermedades y el 39% para tener opciones más variadas.

En promedio, cerca de un tercio de la región nunca ha consumido alternativas Plant-Based. A pesar de ello, el estudio evidencia la alta predisposición a consumir alimentos hechos a base de plantas y vegetales, donde el Perú con un 89% se considera interesado y sólo un 11% señala directamente que no está interesado en consumir este tipo de productos.

En cuanto a los factores de decisión, el principal motivo de compra de los Plant-Based en la región es la saludabilidad con un 56%. A nivel local, el 73% de los peruanos prefiere comer más sano y cuidar de su salud; el 41% porque son productos más nutritivos y el 20% para tener un mix de alimentos en su día a día.

Asimismo, en todos los países de la región muestreados, el principal motivo de no comprar Plant-Based tiene que ver con el precio elevado (59%), siendo Perú el principal país con un 56%. De igual modo, un 40% indica no encontrar con facilidad los puntos de ventas para este tipo de productos.

Cabe resaltar, que los ingredientes de mayor aceptación para los productos Plant-Based en el Perú son las almendras y avellanas con un 60%, seguido por la miel de abeja con un 52%, la avena y la quinua representan un 49%, el aceite de oliva cuenta con un 47%; entre otros productos esenciales en el menú local como la linaza (45%), chía (40%), coco (37%), stevia y lenteja (34%).