El Centro Acuático de la Videna aplaudió a Alexia Sotomayor

Su sonrisa de niña, con sueños de grande, la delataba. En la piscina del Centro Acuático de la VIDENA las cámaras enfocaban su rostro, a punto de partir en su primera prueba individual de los Juegos Panamericanos. Y, desde las tribunas, bajaba una ovación impresionante, alentando a la atleta más joven que participa en Lima 2019.

El mérito de Alexia Sotomayor es realmente notable, luego de clasificar a una final B, en su primer evento absoluto, con tan solo 13 años, será un recuerdo indeleble para su corazón. Luego de una jornada, en la que, además, batió el récord infantil de los 100 metros espalda, la peruana respiró hondo y empieza a tejer sus próximos anhelos.

Al final de la prueba, la niña prodigio de la Natación peruana llamó la atención de medios internacionales, como Globo de Brasil, al cual le contó su sensación de participar a casa llena y, sobre todo, llena de afecto del público peruano que la aplaudió de pie.

 “Me siento orgullosa de haber representado al Perú, y haberlo hecho en casa, ha sido un sueño. El apoyo del público a todos los nadadores ha sido increíble y eso me motiva a seguir adelante. Competir ante este nivel de nadadoras, en mi primer evento absoluto, es el comienzo de algo grande. Poco a poco cumpliré mis objetivos”, indicó.

Hace tres días, Alexia había participado en la prueba de relevos 4×100 libre en la que Perú quedó en la quinta posición. Además, participará en las pruebas de los 50 metros libres y en los 4×100 relevos estilos combinados. Los Juegos Panamericanos también es el inicio de una historia plagada de éxitos y de sueños por cumplir.