Expertos disertarán sobre la música en la Historia del Perú

345465uyhg

En el marco de la celebración del 192º aniversario de la independencia del Perú es importante reflexionar sobre nuestra riqueza cultural y pasado para fortalecer el sentimiento de identidad nacional y construir un futuro mejor. Es por ello que el Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú, dedica el mes de julio al aporte de nuestros antepasados en lo musical y antropológico con el ciclo de Jueves Culturales: La Música en el Perú.

El ciclo de conferencias La Música en el Perú comenzará con el tema Contextos y circunstancias de la Música en el Antiguo Perú que abordará los estudios realizados a instrumentos musicales prehispánicos que forman parte de la colección del Museo Nacional.

Artefactos sonoros en las colecciones del MNAAHP
El ingeniero Milano Trejo, de la Colección de Material Orgánico del MNAAHP, disertará sobre los instrumentos musicales que posee el museo en su custodia, representando aproximadamente un 2% de todo el patrimonio cultural albergado. De acuerdo a la clasificación organológica, estas piezas han podido ser separadas en tres grandes grupos: membranófonos, aerófonos e idiófonos; lo que da luces sobre el origen y continuidad en el uso de los instrumentos musicales en nuestro país.

Contextos de la música en el antiguo Perú
Por su parte el arqueólogo Manuel Merino, del área de Investigaciones del MNAAHP, comentará sobre el aporte de las crónicas como referentes para la interpretación de música teniendo en cuenta que esos documentos eran mayormente prejuiciados y puramente descriptivos.

Asimismo, señala que si bien existen representaciones pictóricas y en bulto de intérpretes y danzarines es literalmente imposible discernir a qué circunstancias corresponde su ejercicio; mientras que al leer las crónicas hay que considerar que las simbologías de aquellos tiempos son distintas a las actuales y que los conceptos sobre música vigentes no son aplicables hacia el pasado.

La música entre los Paracas y los Nascas: un intento de interpretación
Por último, el musicólogo Carlos Mansilla, de la Escuela Nacional Superior de Folklore José María Arguedas, propone que pese a la diferencia de tamaño de las flautas de Pan o antaras de cerámica, la diferente cantidad de tubos (de dos a dieciséis) y variación en el diámetro de cada tubo (de uno, dos y tres), sí era posible hacer música en las sociedades Paracas y Nasca. Infiere ello, basándose en una analogía etnográfica que nos enseña que no era necesario soplar todos los tubos en el momento de la ejecución.

La cita es este jueves 11 de julio a las 19 hrs. en el Auditorio del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú (Plaza Bolívar s/n, Pueblo Libre). El ingreso es libre.