Hot Wheels crea la pista más alta del mundo

¿Quién no jugó alguna vez con un autito de juguete? Es más, podría arriesgar a que todos los lectores que entran a Autocosmos.com tuvieron uno entre sus juguetes favoritos y que varios (me incluyo) todavía guardan alguno.

Los argentinos tuvimos la suerte de contar con los Duravit, unos irrompibles autos fabricados en ebonita de isopropileno (un tipo de caucho muy duro) que nos aseguraban horas de diversión a prueba de choques. Pero a nivel mundial, el líder indiscutido fue y es Hot Wheels, que cuenta con una larga trayectoria en el mercado y una inmensa variedad de modelos de vehículos tanto ficcionales como de producción.

Con motivo del GP de Fórmula 1 que se celebró el pasado mes de mayo España, la gente de Mattel construyó una enorme pista vertical de Hot Wheels, con 18 metros de altura y empleando 500 piezas plásticas.

La estructura se amuró contra la pared de un edificio en Barcelona, donde un niño soltó un autito que comenzó su extenso recorrido en miniatura, atravesando toboganes, puentes, giros de 180⁰ y la atenta mirada de los que presenciaban el espectáculo.