Mario Hart elegido piloto del año

Lima.- Mario Hart ha recibido una de las mayores satisfacciones de su vida: ser reconocido por votación masiva como el mejor piloto nacional, según una encuesta on line realizada por el Diario El Comercio, premio que vale más que ganar un campeonato o una carrera, ya que es el pueblo peruano el que decidió darle este galardón. El cariño de la gente y la masiva cobertura de la prensa que lo sigue en cada paso que da es un tesoro nada comparable a cualquier resultado en las pistas.“El sólo hecho de saber que la afición toma en cuenta el esfuerzo y profesionalismo que le ponemos en el deporte automotor me emociona. Tantos sentimientos positivos de miles de personas es una alegría que no puedo explicar en palabras. Gracias a cada uno de ustedes que votó por mí. La felicidad es enorme. Es tanta, que al conocer la noticia me alegró mucho más que el título que obtuve el año pasado,” señaló Hart.

“Sin embargo, mi primera mirada a los patrocinadores, a mi familia, a mi equipo, ya que este logro es gracias a ellos. Yo sólo manejo el auto y deseo compartir con cada uno de mis socios este trofeo. Sin temor a equivocarme es lo mejor que me ha pasado desde que comencé a correr. Cuando los resultados pasan a ser secundarios sobre un deportista es algo mágico.”

Sobre Las Seis Horas Peruanas
Para Hart las últimas Seis Horas Peruanas han sido solamente una anécdota. “Es cierto que hay un sin sabor por la manera cómo fui sancionado con una vuelta. Esto me tiene sin cuidado. Cuando se me acercan los niños, sus padres, sus mamis y los jóvenes en general a pedirme un autógrafo, querer tomarse una foto conmigo y escuchar sus gritos de aliento en las tribunas….salir a la calle y que los más pequeños me estrechen su mano, me den una sonrisa…..no sé…..es la riqueza que llena los bolsillos de mi alma y mi corazón.”

“Pierda o gane ya no les importa…..les importo yo como persona, como ejemplo a seguir. Ojalá que en este 2013 pueda repetir los éxitos deportivos, pero al ver una sonrisa, al sentir un abrazo de un niño de cuatro o cinco años o un beso de una joven creo que estos detalles no se comparan a nada. Estoy a la expectativa de que se me informe el motivo por el cual me sancionaron con una vuelta de penalización, lo que a la postre me impidió hacerme del máximo galardón.