Miembros del Ejército ayudarán a combatir la anemia en nuestro país

Desde el próximo mes de noviembre, más de siete mil efectivos del Ejército debidamente capacitados, participarán en acciones de lucha contra la anemia del Ministerio de Salud en las regiones de Lima y Huancavelica, como parte del programa de salud pública del Ejército denominado “Estamos en guerra contra la anemia”.

Este programa fue presentado esta tarde por el ministro de Defensa, José Huerta Torres; la ministra de Salud, Silvia Pessah Eljay, y el comandante general del Ejército, General de Ejército César Astudillo Salcedo, en una ceremonia realizada en la base de la Primera Brigada de Fuerzas Especiales del Ejército, en el distrito de Chorrillos.

“Así como estamos en guerra contra el terrorismo y el narcotráfico, a partir de este momento declaramos la guerra frontal a la anemia, y ustedes son nuestros primeros soldados”, indicó el ministro Huerta al dirigirse a más de 600 soldados presentes en la actividad.

“Esta lucha no es solo del Ministerio de Salud, sino debe ser un compromiso de todos; por eso la frase de nuestra campaña “Estamos juntos en esto” vuelve a cobrar valor”, enfatizó, tras señalar que los soldados apoyarán los esfuerzos del Gobierno por reducir las tasas de anemia.

En su primera etapa, más de 7,450 miembros del Ejército de Lima y Huancavelica han sido capacitados por el Ministerio de Salud (Minsa) y la Dirección de Salud del Ejército (DISALE) en lucha contra la anemia; por lo que ya se encuentran listos para salir al campo en apoyo de las brigadas de salud en ambas regiones.

Posteriormente, el plan será ampliado a otras regiones, ya que es parte de un esfuerzo mayor de las Fuerzas Armadas destinado a contribuir a la reducción y control de la anemia en todo el país, incluido el valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).

Acciones que ejecutará el personal militar

Los efectivos apoyarán en tareas como empadronamiento de niños con anemia, acompañamiento a las brigadas de salud, seguimiento de casos en domicilio en zonas de pobreza; también podrán referir casos nuevos y casos de abandono de tratamiento al Minsa.

Asimismo, podrán instruir y educar a las madres de familia y/o personas a cargo de niños menores de 3 años y hacer seguimiento, control y verificación de continuidad de tratamiento de los casos de anemia e identificar casos nuevos.

Entre los más de 7 mil capacitados se encuentran oficiales, técnicos, suboficiales y personal de tropa. De todos ellos, 1,200 recibieron instrucción de parte del Ministerio de Salud, y 6,250, de parte de la Dirección de Salud del Ejército (DISALE).

Adicionalmente, 50 profesionales de la salud, entre médicos, técnicos, enfermeras, entre otros, del Servicio de Sanidad del Ejército, recibieron capacitación en estrategia, habilidades y destrezas de este programa.