Pérdida de cabello: ¿Cómo detenerla?

Lima.- La caída del cabello puede convertirse en un gran problema ⎯y no solo para ancianos⎯, ya que la alopecia podría ocasionar la pérdida de más de 100 diarios. Esto se genera por diversos motivos como la genética o el estrés, producto de aspectos laborales, educativos, económicos u otros. 

Algunos de los síntomas que caracterizan la alopecia son enrojecimiento, picor y debilidad del cuero cabelludo, encontrar frecuentemente muchos cabellos en la almohada, pérdida abundante de pelo durante el lavado y peinado, exceso de caspa o grasa e, inclusive, calvicie en barba o cejas.

Sin embargo, esto no es una sentencia, porque existe la posibilidad de revertir la situación gracias a tratamientos como el láser erbio de fotona, el cual “mejora la circulación y tiene un efecto directo en la nutrición del cabello, logrando fortalecerlo desde su raíz. Esto acompañado de otros tratamientos complementarios logra resultados sorprendentes”, señaló la Dra. Ingrid Contreras, Directora Médica de DermaLine Medic Perú, centro en especializado en medicina estética.

Asimismo, es necesario mencionar que este problema no solo se da en varones, como se suele creer. “3 de cada 10 de nuestros pacientes son mujeres. En el caso de las personas con predisposición a padecer de alopecia, se debe actuar desde edades tempranas, con la finalidad de prevenir una pérdida mayor”, agregó Contreras.

Por otro lado, algunos de los consejos que brindan los especialistas de DermaLine Medic Perú para disminuir la pérdida del cabello en sus pacientes son:

  • Hacer ejercicios de manera rutinaria, para aliviar los niveles de estrés.
  • Una alimentación rica en ácidos grasos insaturados, los cuales puedes encontrar en nueces, semillas de girasol, aceite de soya, etc.
  • Usar el shampoo adecuado según el tipo de cabello y peinarlo estando húmedo.
  • Secar correctamente el cabello (suavemente, con una toalla al inicio. Luego, al aire libre o con una secadora a temperatura media).
  • Aplicar mascarillas en las puntas y zonas medias del cabello. Pero, nunca en la raíz.