Presidente del Poder Judicial destaca labor disciplinaria de la OCMA para sancionar a magistrados

El presidente del Poder Judicial, José Luis Lecaros, destacó el trabajo realizado por la Oficina de Control de la Magistratura (Ocma), ante los procesos en los que han estado involucrados distintos jueces por denuncias sobre corrupción.

Fue durante la ceremonia por el 43 Aniversario de creación del referido órgano de control, realizada esta mañana en el Salón de Juramentos del Palacio Nacional de Justicia.

El máximo representante del Poder Judicial reconoció públicamente el trabajo de la jueza suprema Mariem de la Rosa Bedriñana al frente del referido organismo quien, junto a su equipo de trabajo –remarcó–, ha demostrado que el Poder Judicial puede ejercer su potestad disciplinaria.

“La Ocma, bajo el liderazgo de la magistrada La Rosa, ha logrado una particular celeridad de los procesos disciplinarios, demostrando que podemos combatir la corrupción interna y haciendo tangible nuestro compromiso institucional con un desempeño intachable”, señaló.

Durante su discurso, Lecaros recordó que el órganos de control judicial será reemplazado por la Autoridad Nacional de Control del Poder Judicial, instancia que ya no será integrada por un juez sino por alguien externo a la institución.

“Con Ocma o sin ella, los jueces de la República queremos independencia, pero no impunidad y siempre daremos la cara por los actos que realizamos en el ejercicio de nuestra función”, anotó.

A  su turno, la jefa del órgano de control exhortó a los jueces en general un mayor compromiso, lealtad y fidelidad a la Constitución y a la ley, para así recuperar la credibilidad institucional frente a la sociedad.

Aseguró que la institución a su cargo continuará con su labor hasta febrero del próximo año, mes en el que será reemplazada por la Autoridad Nacional de Control del Poder Judicial.

Tras la ceremonia, el Presidente del Poder Judicial y la jefa de la Ocma rindieron homenaje al juez supremo Carlos Giusti, muerto durante el rescate de rehenes en la Embajada de Japón, el 22 de abril de 1997.