René Rast, primer campeón del DTM en la era turbo

Un triplete perfecto: tras conseguir la victoria en el campeonato de fabricantes en el DTM de forma anticipada, Audi también se ha asegurado los títulos de pilotos y de equipos en Nürburgring, antes de la última fecha de la temporada. René Rast, que ganó la carrera del sábado y solo necesitaba acabar tercero el domingo, es el primer campeón de la nueva era turbo del DTM.

“Todavía no puedo creerlo”, exclamó el piloto de 32 años cuando su ingeniero le confirmó por radio tras cruzar la línea de meta que había ganado el título, a falta de dos carreras para finalizar la temporada. “¡Qué año! Hemos sido competitivos en casi todos los circuitos. Conseguir el título antes del último fin de semana de la temporada es increíble. El Team Rosberg ha hecho un trabajo muy importante para lograrlo. Y Audi también, por supuesto: el Audi RS 5 DTM ha sido el mejor auto este año, con el mejor motor turbo de toda la parrilla”, declaró Rast.

El piloto alemán había realizado una carrera perfecta el sábado, anotando el máximo de puntos posible, al sumar a su sexta victoria esta temporada –la decimosexta que consigue en su trayectoria en el DTM– los tres puntos adicionales que le otorgaba su sétima pole position. De esta forma, Rast podía proclamarse matemáticamente campeón del DTM en la carrera del domingo. Para ello, el piloto de Audi debería anotar nueve puntos más que su compañero Nico Müller y que, al mismo tiempo, Marco Wittmann (BMW) no redujese su desventaja con Rast en más de 23 puntos.

No esperábamos ganar el campeonato tan pronto ni de una forma tan dominante”, declaró Dieter Gass, Director de Audi Motorsport, después de que Rast se atribuyera matemáticamente el título el domingo, con Audi siete Audi RS 5 DTM en las siete primeras posiciones. “René es ahora bicampeón del DTM y se lo merece en todos los sentidos. Ha hecho una gran temporada. Lo felicito a él, a su equipo y a toda la familia Audi. Gracias a todos los que han hecho posible este gran éxito: ¡es fantástico trabajar con este gran equipo! Hoy tendremos una gran celebración. Después, estaremos deseando llegar a la gran final en Hockenheim, junto a los autos del Super GT japonés. Será otro gran momento del año”.

Después de su victoria el sábado, Rast fue segundo en la clasificación del domingo –a solo una milésima de segundo de Jamie Green– y acabó tercero en la carrera, consiguiendo el número exacto de puntos que necesitaba para hacerse con el título de forma anticipada. Antes de las dos últimas carreras, el piloto del Audi Sport Team Rosberg cuenta con una insuperable ventaja de 56 puntos sobre su inmediato seguidor, Nico Müller, del Audi Sport Team Abt Sportsline.

Después de un problema en un sensor en la clasificación, Müller empezó la prueba desde la decimocuarta posición. En su carrera número 100 en el DTM, el piloto suizo remontó hasta el quinto puesto, pero perdió una posición antes del final de la carrera y, de esta forma, se quedó sin opciones de conseguir el título. “Entré en boxes muy pronto y al final tuve problemas con los neumáticos”, declaró Müller. “Después de la clasificación supe que sería una carrera difícil para nosotros. La sexta posición era lo máximo que podíamos conseguir. Desafortunadamente, el título de pilotos ya se ha decidido. Estoy feliz por René y por Audi, que han hecho un gran trabajo y se merecen el título. A pesar de ello, me habría gustado que la batalla continuase hasta la final de Hockenheim”.

El compañero de Rast, Jamie Green, consiguió la pole position y la victoria el domingo. El británico superó a Rast en un duelo directo y, al final de la carrera, tuvo que defenderse de los ataques de Robin Frijns, que contaba con neumáticos más nuevos. “Ya ni siquiera recordaba lo que se siente al ganar una carrera en el DTM”, declaró Green. “Mi última victoria fue hace dos años. Lo único que puedo decir es que… ¡La sensación es fantástica! Hemos librado una batalla genial. Todos queríamos ganar hoy. Estoy feliz de haber aguantado en la primera posición hasta el final”.

Con Loïc Duval, Jonathan Aberdein, Nico Müller y Mike Rockenfeller en la cuarta, quinta, sexta y sétima posición, Audi consiguió los siete primeros puestos en la carrera del domingo, logrando el mejor resultado hasta el momento de un fabricante en la nueva era turbo del DTM.

Audi también ha conseguido matemáticamente el título de equipos, ya que solo el Audi Sport Team Rosberg y el Audi Sport Team Abt Sportsline se jugarán el campeonato en la cita final de la temporada, que se celebra los días 5 y 6 de octubre en Hockenheim.