Empresarial

Betterfly: 5 recomendaciones para lograr la productividad saludable y mejorar la eficiencia en tu organización

Uno de los grandes retos de los líderes empresariales peruanos es estructurar equipos cada vez más productivos. En la actualidad, la productividad se encuentra estrechamente relacionada con el buen entorno laboral, la salud y la satisfacción de quienes integran el plantel corporativo. De ahí la necesidad de conocer a detalle la esencia de la productividad saludable.

Para Betterfly, plataforma de protección personalizada que combina los mundos de seguros, bienestar e impacto social en una experiencia gamificada, la productividad saludable es la capacidad de estructurar una rutina laboral estimulante que permita al trabajador presentar altos niveles de eficiencia sin perder cuidado de sus aspiraciones, ambiciones y del equilibrio entre su vida personal y profesional. “Estamos hablando de un concepto muy amplio e íntimamente relacionado con la cultura corporativa, pues la promoción de un ambiente que favorezca las prácticas productivas saludables depende en gran medida de los valores, principios y costumbres de la empresa”, comentó Carla Forero, Marketing Leader de Betterfly Perú.

Frente a la necesidad de lidiar con un gran volumen de datos y atender a las numerosas tareas a lo largo de la jornada, promover un ambiente productivo y saludable puede parecer una misión muy dura, incluso para el líder más experto. En ese marco, Betterfly comparte 5 recomendaciones para promover la productividad saludable en las organizaciones: 

Fomenta la adopción de hábitos saludables: Ofrecer unos minutos a lo largo de la jornada para que los colaboradores puedan hacer estiramientos o meditaciones es una gran alternativa, ya que permite combatir el sedentarismo, minimizando los problemas ortopédicos por esfuerzos repetitivos y aumentando la concentración en el trabajo, además de ser una forma interesante de crear buenos vínculos entre los colaboradores. 

Define objetivos SMART: Establecer metas corporativas, siguiendo este tipo de metodología, permite que se deleguen las tareas y ajustes en la rutina de tus colaboradores de acuerdo con su horario de trabajo, sus habilidades y perfil. Así pues, la herramienta SMART funciona como una brújula que guía las actividades y dinámicas en pro del alcance de los propósitos del negocio. 

Crea condiciones de trabajo favorables:  A menudo, relacionamos la optimización de las condiciones de trabajo con modificaciones en la infraestructura corporativa. Sin embargo, ¡existen muchas otras formas de ofrecer un entorno laboral agradable y adecuado! Incluso, puedes alzar la eficiencia del personal implementando medidas más económicas, como promoviendo espacios recreativos quincenales, ya sea de forma presencial o en línea, o realizando capacitaciones cuando se introduzcan nuevas tecnologías o se desarrollen nuevas estrategias. 

Automatiza la mayor cantidad de tareas posibles: Incorpora herramientas que automaticen las actividades repetitivas, burocráticas, muy simples o de gran complejidad. Evalúa las operaciones de tu organización e invierte en tecnologías, como sistemas de gestión, que permitan automatizar una gran cantidad de tareas, ya sean administrativas, estratégicas u operativas. 

Prioriza las actividades de acuerdo a su importancia: Emplear técnicas como MIT (Most Important Tasks) puede ayudarte a optimizar la productividad en tu negocio considerando estándares saludables. Esto ocurre porque permite organizar la ejecución de las tareas con base en su grado de relevancia y prioridad.

“La productividad saludable se ha convertido en una tendencia extremadamente valorada en el mercado de trabajo. Tanto así que cada vez más negocios modifican sus estrategias y procesos en pro de un entorno propicio a un alto desempeño sin perder cuidado del bienestar, la salud y la felicidad de sus colaboradores”, finalizó Carla Forero. 

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
YouTube
YouTube
Instagram