Actualidad

Celebraciones de fin de año: recomendaciones para no cometer excesos en la alimentación

Lima. – El fin de año llega acompañado por diversas celebraciones, las cuales son motivo de encuentro familiar, de reuniones con amigos y, en ocasiones, de la posibilidad de caer en excesos, ya sea en la alimentación, en las finanzas u otros aspectos.

Las clásicas comidas por fiestas como el panetón y el chocolate, así como el excesivo consumo de alcohol pueden generar complicaciones en nuestra salud por lo que es importante tener información que nos permita prevenir este tipo de situaciones.

Para el doctor Juan José Moncada, especialista en Nutrición clínica de la Facultad de Medicina Humana de la Universidad de Piura, es necesario considerar que cada persona es diferente y que, por su edad o dinamismo digestivo, algunos podrán comer sin afrontar malestares. Agrega, también, que haberse excedido en la comida el año anterior no garantiza que esta ocasión esté libre de complicaciones.

En este sentido, el especialista en nutrición clínica recomienda no comer muy tarde, debido a que fisiológicamente nuestro sistema digestivo está preparado para recibir alimentación a determinadas horas, de acuerdo con lo acostumbrado. “Si nos alimentamos a la medianoche, la segregación de enzimas y de jugos digestivos se volverá lenta, al igual que el movimiento peristáltico. La digestión será pesada y no podremos digerir adecuadamente”, agrega.

Es necesario, continúa el especialista, que podamos escuchar a nuestro organismo y consumir alimentos para satisfacer una necesidad y saciar el hambre porque, de esta forma, podremos recibir las cantidades adecuadas. Asimismo, debe complementarse con el tipo de alimentos para garantizar una dieta balanceada.

El Año Nuevo y el alcohol
No saber combinar las bebidas con los alimentos puede también generar diversas consecuencias. Si bien hay comidas que pueden acompañarse con alguna bebida alcohólica y que combinan bastante bien, el consumo excesivo de alcohol, por sí solo, produce problemas digestivos, hepáticos y en el sistema nervioso.

El alcohol tiene un metabolismo hepático importante que se altera ante el exceso.

“El hígado deberá trabajar más porque se encargará de metabolizar el alcohol para que no impacte en los sistemas, por lo que no podrá contribuir en el proceso digestivo”, indica Juan José Moncada, especialista en Nutrición clínica y docente de la Universidad de Piura. “Las alteraciones de la digestión aumentan o, incluso, metabólicamente algunas hormonas (por ejemplo, la insulina) también pueden alterarse con el consumo de alcohol”, agrega.

¿Qué podemos hacer ante los excesos?
Si es que ya tuvimos una cena abundante, lo primero es procurar que el sistema digestivo pueda descansar. Así el consumo de alimentos deberá ser el mínimo posible y solo para satisfacer las necesidades fisiológicas y evitar que baje la glucosa.

“Es necesario, además, que los alimentos incluyan mucha fibra que sea fácil de digerir y muy frescos; lo cual ayudará a que la digestión alterada se vaya reestableciendo poco a poco”, explica Juan Jose Moncada, docente de Medicina Humana de la Universidad de Piura.

El doctor Juan José Moncada sostiene también que es necesario el consumo de mucho líquido para ayudar a una desintoxicación natural, debido a que los residuos de comida y bebida son mayores. “El agua puede acompañarse de gotitas de limón o con una sustancia digestiva como los mates”, precisa el especialista.

No debemos olvidar que lo que le hagamos a nuestro sistema digestivo está en nuestras manos. Solo de nosotros depende lo que comemos y cómo nos sentiremos en estas fiestas.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
YouTube
YouTube
Instagram