Actualidad

Cinco consejos para cuidar tu embarazo en temporada de verano

Lima.- El verano suele ser una temporada bastante agradable para las personas, sin embargo, las actuales altas temperaturas hacen que muchos vivamos fastidiados por el calor y expuestos a diversos peligros o desafíos que se incrementan en una gestante.

Al igual que todas las personas, pueden sufrir de golpes de calor, su presión arterial se puede alterar, pueden tener mareos, deshidratación, dolor de cabeza, entre otros impactos, pero en su caso el flujo sanguíneo se incrementa lo que hace que pueda sentirse más cansada, mareada o incluso con dificultades para respirar correctamente.

Por ello, las gestantes deben prestar especial atención a su salud y bienestar para proteger su vida y la de su bebé, debido a que un mal cuidado perjudicaría el suministro de oxígeno y nutrientes al feto, provocando que estos tengan un peso inferior al normal o un parto prematuro.

“Durante los meses de calor, donde todos solemos consumir más agua, en una gestante puede provocar fácilmente una retención de líquidos. La recomendación es mantener una actividad física que permita dar movimiento a todo el cuerpo. La gestación no es una enfermedad, es una condición fisiológica normal, pero amerita atención especial para tener una maternidad y un parto feliz. Por lo que, si tiene dolor de cabeza intenso, vómitos o el bebé presenta menos de diez movimientos en el día, debe acudir o llamar a su obstetra de confianza”, afirma al respecto la Obsta. Ginger García Portocarrero, directora de la EAP de Obstetricia en la Universidad Norbert Wiener.

Teniendo en cuenta ello, la especialista brinda seis consejos para sobrellevar un embarazo durante la temporada de verano:

  1. Cuida tu alimentación, hidrátate y ventila los espacios. El exceso de agua podría elevar la presión arterial de la gestante. Pero la falta de agua podría causar deshidratación y afectar el buen desarrollo del bebé. Otro factor clave es siempre estar en lugares con buena ventilación, para que el flujo de oxigeno no se vea afectado. Come siempre alimentos frescos lavados y en buen estado. Puede aprovechar los alimentos de temporada. Recurre a alimentos refrescantes y con un alto contenido de agua, como la sandía, la piña, el pepino o el tomate.

 

  1. Usa ropa fresa y cómoda. De preferencia de algodón o alguna otra textura apta para resistir cómodamente el calor. Evita las vestimentas ajustadas con colores oscuros y considera que tu calzado también debe ser cómodo y fresco.

 

  1. Realiza actividad física. Llevar una rutina de ejercicios moderada no solo hará que mejore tu estado físico, sino también te ayudará a controlar tu peso, dormir mejor, mejorará tu estado de ánimo y te ayudará a prepararte para el momento del parto. Siempre y cuando no haya ninguna contraindicación previa que impida realizar ejercicios.

 

  1. Acude siempre a los controles. Las altas temperaturas pueden impactar aún más a las mujeres que se encuentran en su último trimestre, por lo que, si identificas algún malestar, no dudes en visitar a tu obstetra.
Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
YouTube
YouTube
Instagram