Cinco estudios preventivos anuales que se deben realizar las mujeres

Las mujeres, en las diferentes etapas de su vida, están expuestas a sufrir enfermedades de diversos tipos. Por ello, Denisse Champin Michelena, decana de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UTP, destaca la importancia de realizarse estudios preventivos anualmente para detectar enfermedades en su etapa temprana y explica algunos de los más importantes.
Examen de orina. Para descartar cualquier proceso inflamatorio urinario.

La prueba de Papanicolaou. Es un estudio citológico que se realiza a una muestra de células obtenida del cuello uterino durante una evaluación ginecológica y permite descubrir la presencia de células displásicas.

Hemograma y hemoglobina. La mujer durante la vida fértil pierde mensualmente fierro en el sangrado menstrual. Esto con frecuencia la conduce a la anemia ferropénica. Por ello, esta prueba es importante para conocer el estatus de su hemoglobina.

Pruebas para descartar el cáncer de colon. A partir de los 45 años y en mujeres asintomáticas se debe buscar sangre oculta en heces a través de la prueba de Thevenon. En caso la mujer sea mayor de 45 años y presente historia de diarrea crónica, lo ideal sería solicitar una colonoscopia.

Estudio densitométrico. Esta es una prueba que deben realizarse las mujeres postmenopáusicas para evaluar si hay osteoporosis.

Finalmente, Champin concluye: “Las mujeres tienen derecho a una vida digna con igualdad de oportunidades y poder tomar decisiones sobre su salud”.