Cinco puntos que debes saber sobre la bioseguridad en las granjas

Perú._ Una pieza clave para la sostenibilidad en el sector porcícola a largo plazo y a nivel mundial, es sin duda, la bioseguridad en las granjas, pues, a través de la implementación de una serie de medidas y controles, se logra tener animales más sanos, un mejor aprovechamiento de los recursos y ahorro en los costos de producción.

Según datos del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego, el Perú cuenta con cerca de 598 mil productores de cerdos y una población mayor a los 5 millones de cabezas de ganado vacuno, una tendencia que se espera pueda mantenerse en los próximos años. Sin embargo, para ello, se hace necesaria la aplicación de ciertos parámetros a fin de disminuir los problemas sanitarios que puedan presentarse en las granjas. 

“La estrategia preventiva utiliza diferentes medios para procurar reducir a cero el ingreso de agentes infecciosos que provocan enfermedades, no solo a los animales, sino también al personal que se encarga de su cuidado. Estos causan afecciones que, si no se controlan a tiempo, pueden propagarse rápidamente, llegando a causar importantes pérdidas económicas a los ganaderos e influir negativamente en la calidad del producto que recibe el consumidor final”, aseguró Taylor Barbosa, Director General de MSDAnimal Health en Perú.

En ese sentido, MSD Animal Health, empresa dedicada a la investigación, desarrollo, fabricación y comercialización de productos innovadores y de gran calidad para la salud animal, comparte algunos puntos importantes, a tener en cuenta, para la implementación de un apropiado plan de bioseguridad:

  1. Procesos de vacunación y desparasitación adecuadas. Es necesario establecer una pauta de vacunación y desparasitación adaptada a la situación sanitaria de los animales, para evitar la aparición de otras patologías y enfermedades de mayor relevancia. Para ello, se debe contar siempre con la ayuda y guía de Médicos Veterinarios
  1. Supervisión del ingreso de nuevos animales. No se debe incorporar animales nuevos a la granja sin conocer su estado de salud. Es importante exigir los certificados de sanidad pecuaria respectivos, y si bien, no es necesario someterlos a un periodo de cuarentena, sí deben mantenerse aislados del resto. Durante este tiempo es conveniente también realizarles pruebas de saneamiento para comprobar su estado antes de su admisión.
  1. Mantener todo limpio y desinfectado. La limpieza y la desinfección periódica de las instalaciones, utensilios y material ganadero son puntos claves de este proceso para evitar la propagación de patologías dentro de la granja. De esta manera, se asegura la eliminación de todo tipo de gérmenes y microbios.
  1. Uso de ropa adecuada en la granja. Se debe establecer de manera rigurosa un protocolo de ingreso para los visitantes y personal de la granja. Por ejemplo, que todos los trabajadores y visitantes deben cambiarse completamente de ropa y no introducir ninguna prenda personal. Es importante también la obligatoriedad de emplear sustancias higiénicas y antisépticas para lavarse el cuerpo y las manos, tanto al entrar como al salir de las instalaciones.

Esta serie de medidas, unida a un buen programa sanitario forjará el buen desempeño de las granjas, y, por ende, un mayor desarrollo del sector ganadero, apoyado en el establecimiento de normas orientadas a disminuir el riesgo de introducción, desarrollo y propagación de enfermedades en los animales de producción. 

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
YouTube
YouTube
Instagram