Actualidad

¿Cómo viajar con niños que tienen diabetes tipo 1?

Los viajes en familia son una oportunidad para que padres e hijos aprovechen los días libres para salir de la rutina y realizar nuevas actividades. Sin embargo, estos cambios requieren ser observados si en casa tenemos un paciente con diabetes tipo 1, ya que alterar su cotidianidad puede afectar el control de su enfermedad y ser un riesgo para su salud y bienestar.
El Dr. Carlos del Águila, jefe del servicio de Endocrinología y Metabolismo del Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN), recuerda que nuestro país registra un promedio de 50 mil niños y adolescentes que conviven con esta enfermedad crónica que impide al páncreas producir insulina, por ello, requieren de un cuidado integral y uso perenne de esta sustancia.
“Durante los viajes, los cambios en la rutina, alimentación, clima o actividad física son habituales y pueden afectar a los pacientes con DM1, ya que los niveles de glucosa varían de forma inesperada. Por ello, es importante no descuidar la medición del nivel de azúcar en la sangre, ya que un descenso podría generar complicaciones como la hipoglucemia que, en gran intensidad, genera convulsiones y requiere de atención médica de emergencia”, asegura el especialista.
El Dr. del Águila resalta que los pacientes con esta enfermedad pueden viajar igual que cualquier otra persona; sin embargo, necesitan organización y planificación previa para mantener su control. En esa línea, brinda recomendaciones para un viaje seguro que proteja su salud y bienestar:
Chequear preventivamente. Considere realizar una visita médica previa al viaje para el monitoreo de la glucosa del paciente, de esta forma se revisa si es necesario el ajuste en las cantidades de insulina en función de los cambios de actividad, del horario de sueño, el clima u otros factores pertinentes.
Preparar los suministros esenciales. Antes del viaje es importante asegurar que se dispone de los suministros esenciales y en cantidades suficientes como la insulina, el glucómetro con pilas de repuesto y tiras reactivas. Se recomienda dividir el equipo esencial para la diabetes en 2 equipajes por separado por si se pierde uno de ellos no se quedan sin suministros de control.
Contemplar eventos imprevistos. Los viajes siempre traen situaciones no planificadas; por lo cual es importante considerar las posibilidades de retraso y no afectar los horarios de aplicación de insulina. Se recomienda contar con disponibilidad de alimentos extra, como aquellos ricos en carbohidratos. De igual modo, se sugiere identificar los servicios médicos y de suministros para pacientes durante el viaje y en el destino final en casos de emergencia.
Cargar medicamentos adicionales contra las náuseas y vómitos. Si se viaja a un lugar con riesgo de infección y hay poca atención médica, consulte con su médico qué medicamentos de otro tipo pueden cuidar la salud del paciente fuera de casa.
Monitorear la actividad física. Realizar ejercicios intensamente podría producir que el nivel de azúcar baje, generando hipoglucemia. Por ello, la clave está en el cuidado y la medición de las actividades como correr, nadar o manejar bicicleta que son ideales para pacientes con diabetes tipo 1. Es importante comer balanceadamente; controlar la glucosa antes, durante y después del ejercicio; y ajustar la insulina cuando se necesite.

Centros de atención especializada para diabetes tipo 1
Como parte de los esfuerzos por mejorar el cuidado de los pacientes con esta condición, el programa Changing Diabetes® in Children brinda atención gratuita y tratamiento a niños, adolescentes y adultos hasta los 25 años, en los centros de atención especializada para diabetes tipo 1 en Lima. Estos se encuentran ubicados en el Hospital de Emergencias de Villa El Salvador y en los Centros de Salud Maternos Infantiles “San Genaro de Villa” en Chorrillos, “Juan Pablo II” en Villa El Salvador, “Villa Maria del Triunfo” en Villa María del Triunfo y “Manuel Barreto” en San Juan de Miraflores, así como en un ambiente renovado del Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN) de Breña, sede pionera en la atención de pacientes con su Programa de Atención Integral del Niño Diabético.
Esta iniciativa conjunta de la Asociación de Diabéticos Juveniles del Perú (ADJ) en convenio con la DIRIS Lima Sur y el financiamiento de los laboratorios Novo Nordisk y Roche, busca erradicar la mortalidad para personas con DM1, brindando soluciones sostenibles, mejorando la atención integral, infraestructura, el acceso a terapias y capacitando a médicos, pacientes y familiares.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
YouTube
YouTube
Instagram