Empresarial

Consecuencias del uso excesivo de agua en los cultivos agrícolas

En el ámbito agrícola, invertir en huertos y cultivos permanentes es como sembrar semillas para el éxito a largo plazo. Una planificación adecuada que considere el tipo de cultivo, el clima, el terreno, las fuentes de agua y los datos del suelo es crucial para obtener una buena rentabilidad. Sin embargo, uno de los errores más comunes en la agricultura es el uso excesivo de agua durante las temporadas agrícolas, lo cual afecta tanto las cosechas como la rentabilidad del proyecto.

«Cuando el suelo se sobresatura de líquido, desplaza el aire esencial que contiene nutrientes cruciales para el crecimiento de las plantas», explica German González, Director General Regional de Rivulis, para Sudamérica Oeste y Centro América.

Además, el especialista advierte que una de las consecuencias más significativas del exceso de agua es la propagación de enfermedades y plagas, las cuales no solo pueden dañar las plantas, sino también afectar la producción agrícola y, por ende, a los agricultores. 

Cabe indicar que, según la FAO, las plagas pueden causar pérdidas de hasta un 40% en la producción agrícola, lo que resalta la importancia de contar con una estrategia adecuada para el uso del agua.

¿Cómo aprovechar correctamente el agua en agricultura? 

Para optimizar el uso del agua en la agricultura, es fundamental contar con un sistema de riego confiable. Este sistema debe incluir la preparación de los campos, el diseño del sistema y la construcción de un drenaje adecuado. Un buen sistema de riego abarca desde el control de la fuente de agua hasta la fertirrigación, la red de tuberías y los goteros para cada árbol. Los agricultores que gestionan bien estos sistemas ven un impacto significativo en sus ganancias.

Una vez que los árboles están plantados, algunos parámetros están fuera del alcance del agricultor, como el clima y el ADN del árbol. Sin embargo, otros aspectos, como la poda y el fertirriego, pueden ser gestionados para mejorar los rendimientos.

“El monitoreo continuo de la uniformidad de los goteros y su reemplazo cuando sea necesario es importante. Cada árbol es una unidad de producción, y un gotero confiable es crucial para el suministro de agua y nutrientes”, señala González.

Métodos para evaluar la uniformidad de tu línea de goteo:

Mantener un flujo de agua uniforme es vital para el éxito del cultivo. Existen tres métodos principales para evaluar la uniformidad de la línea de goteo:

  1. Monitoreo del Caudal: Se mide el caudal del sistema con un medidor de flujo, se recolectan muestras de agua de diferentes puntos a lo largo de la línea de goteo y se compara el caudal de los goteros con los valores de diseño del sistema.
  2. Medición de la Presión: Utilizando un manómetro, se puede verificar la presión del sistema. Este método es visual y de bajo costo, y permite revisar la presión en distintos puntos de la línea de goteo.
  3. Inspección Visual: Es importante realizar inspecciones visuales para detectar fugas, obstrucciones o daños en la línea de goteo. Revisar las salidas de los emisores y asegurarse de que el agua se distribuya uniformemente es esencial para el buen funcionamiento del sistema.

“Estos métodos, bajo el sistema de riego por goteo que utilizamos en Rivulis, permitirán optimizar la producción de los cultivos, aumentar la rentabilidad del negocio y, lo más importante, cuidar el suelo y el medio ambiente”, finalizó.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
YouTube
YouTube
Instagram