Controversia mundial por el uso de la Homeopatía

El tratamiento con homeopatía vuelve a crear polémica en el mundo y el debate se intensifica sobre esta práctica que suscita opiniones adversas. En los últimos años se ha convertido en uno de esos temas que causan controversia cuando se menciona.

¿Qué es la homeopatía?

La homeopatía fue una propuesta terapéutica planteada hace más de 200 años por el médico Samuel Hahnemann y que está basada en la doctrina de que «lo similar cura lo similar». Según esta hipótesis, una sustancia que cause una enfermedad en una persona sana curará dicha enfermedad en personas que sufran la misma dolencia.

Al respecto, el Dr. Mauricio León Rivera, director médico del Centro Detector del Cáncer y cirujano oncólogo de la Clínica Ricardo Palma, dijo que esta pseudoterapia tiene distintas formas de presentación como en cremas, píldoras, inyectables, entre otras, sin embargo, la homeopatía no ha sido capaz de demostrar eficacia curativa. Las revisiones de estudios científicos realizados en los últimos años han demostrado, más allá de toda duda, que el efecto de estos productos no supera al placebo. Es decir, que no han demostrado curar ningún tipo de dolencia.

El especialista también dijo que diversos estudios han demostrado que la utilización de pseudoterapias, como la homeopatía, puede alejar a los pacientes de tratamientos eficaces. «Incluso los pacientes que reciben medicina complementaria son más propensos a rechazar otros tratamientos convencionales contra el cáncer y tienen un mayor riesgo de muerte que los que no recibían medicina complementaria», remarcó.

No se ha demostrado que sea eficaz

En Francia, los pacientes de la seguridad social recibían un reembolso del 30% por el precio de los medicamentos homeopáticos que les eran prescritos. Esto cambiará desde el 2021, pues las autoridades sanitarias confirmaron que la homeopatía no funciona.

La Alta Autoridad de la Salud (HAS), organismo encargado de evaluar los medicamentos en dicho país concluyó que los productos homeopáticos no habían «demostrado científicamente una eficacia suficiente para justificar un reembolso».

Por otro lado, los investigadores asociados a las revisiones Cochrane no están por la labor de desmontar nada. Lo único que quieren es comprobar si una afirmación científica en medicina es cierta o no. Y por el momento, casualidad (o más bien no), ya llevan siete grandes estudios desmintiendo lo que promete esta pseudociencia.

Cabe mencionar, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) desaconseja su uso para el tratamiento de enfermedades importantes como el cáncer, la malaria, el sida, la tuberculosis, la gripe común o la diarrea infantil.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
YouTube
YouTube
Instagram