¿Cuál es el impacto de la creatividad en Recursos Humanos?

Lima. – En los últimos años, los ciudadanos han iniciado un profundo proceso de reflexión que desemboca en un desencanto con la profesión o el puesto de trabajo. Cada vez es más difícil captar a los profesionales adecuados, es más difícil conseguir su compromiso, y es más difícil impulsar el cambio cultural que exigen la transformación de negocio y digital que viven la mayoría de las organizaciones.

La consultora de comunicación, marketing digital y asuntos públicos, LLYC, señaló a través de un estudio que la creatividad no es algo que una persona tenga, sino que emerge de la interacción entre los individuos y es una acción siempre relacional. Y, como tal, se convierte en una herramienta muy poderosa dentro del departamento de Recursos Humanos.

En este sentido, la consultora sintetizó, en seis claves, la metodología para enfrentar con mayor creatividad los desafíos de la gestión de talento. En primer lugar, la radicalidad nos lleva a no limitar el poder de las ideas, es decir, a no quedarnos a mitad de camino. Palabras como flexibilidad, autonomía, conciliación, innovación y desarrollo profesional son conceptos que caben en muchas organizaciones. La radicalidad nos ayuda a salir de estos espacios comunes y elevarlos a conceptos mucho más interesantes que tengan un impacto real en nuestra relación con el talento.

Otro punto que menciona el estudio es la capacidad de ponernos en la piel del talento, de comprender y hacer nuestras sus preocupaciones para llegar a soluciones más efectivas. Cualquier proceso de transformación en la relación con nuestro talento, comienza por comprender cuáles son sus necesidades y sus preocupaciones.

Seguido de ello, el insight es una oportunidad de conectar emocionalmente con las personas desde una mirada mucho más cercana. Encontrar esa percepción sirve para comprender mejor al talento, dota a las compañías de la base de su relato y les ayuda a definir su estrategia y su plan de acción de acuerdo con ese descubrimiento. Aunque el insight es importante, llega el momento de pasar del análisis y la reflexión a la acción. Se trata de estresar los hallazgos obtenidos, de probarlos, de retarlos, de amplificarlos, de hacerlos evolucionar.

Además, se tiene que considerar que la sencillez es uno de los aspectos más relevantes casi en cualquier ámbito, y también el más difícil de lograr. La importancia de la sencillez radica en que lo que es simple es fácil de recordar, de adaptar y de mantener, ya que la complejidad es desorden y contradicción. Lo complejo nos genera incertidumbre y, casi siempre, desinterés y abandono.

Finalmente, es necesario identificar las diferentes barreras que nos impiden implementar la creatividad en algunos proyectos. Entre las principales barreras se encuentran: la falta de tiempo, la cultura de la compañía, la desconexión con las inquietudes y/o intereses de los profesionales y la ausencia de un mensaje claro.

En conclusión, la creatividad no es un término que surge de forma espontánea, sino un proceso que parte de nuestra experiencia y nuestro conocimiento, que atraviesa todo lo que hacemos. Se debe de entender que actualmente las personas escogen a las empresas y para retener un talento que beneficie a la empresa, es necesario el uso de la creatividad.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
YouTube
YouTube
Instagram