¿Cuál es el monitor gamer ideal para shooters?

Lima, 9  de noviembre del 2020.– La industria de los videojuegos cada vez gana más terreno en el país y más aún en este contexto en el que se ha vuelto clave para entretenimiento de muchos en su hogar. Por ello, Gianfranco Rosas, Gerente General de Supremacy Gaming- Organización peruana de Esports especializada en FPS (first-person shooter o videojuegos de disparos en primera persona en español)- recomienda qué aspectos debe tener un monitor gamer ideal para este tipo de disciplinas:

– Tasa de refresco, la cual debe variar entre 144 Hz a 240 Hz con el fin de dar mayor fluidez al juego y permitir que el gamer responda mucho más rápido que su oponente.

–  Tiempo de respuesta, el cual debe ser entre 5ms a 1ms, el cual permite ver el movimiento de cualquier acción realizada desde que el usuario envía la orden, a través de los comandos hasta que se refleja dentro del juego. En muchas ocasiones, esto marca la diferencia a la hora de una partida.

–  Tamaño de la pantalla, la cual debería estar mínimo en 24 pulgadas para una experiencia más inmersiva, realista.

–  Diseño ergonómico, que sea fácil de manejar y acomodar a la hora de jugar. También debería de tener una base pequeña y estable para que no ocupe mucho espacio en el escritorio.

“He podido probar los monitores gamer LG de la línea UltraGear que cuentan con una tasa de refresco de hasta 240 Hz y un tiempo de respuesta de 1ms” dijo Gianfranco Rosas, quien resaltó estos aspectos. “Estos monitores son ideales para shooters como Call of Duty, Counter- Strike, Fornite, y Valorant, los juegos más demandados en el país”.

Cabe señalar que recientemente, LG lanzó en el mercado peruano, su nuevo UltraGear™ modelo 27GN950, el primer monitor de juegos en el mundo con panel Nano IPS, resolución 4K y con un tiempo de respuesta de un milisegundo (GTG)*. Además, es el único monitor de la línea que trae el sphere lightning 2.0 (o iluminación esférica para juegos inmersivos) en la parte posterior que se sincroniza tanto con los movimientos como con el sonido dentro del juego, todo esto sin dejar de lado el rendimiento que se necesita para obtener una gran ventaja competitiva.