Actualidad

Cuida la salud de tu engreído:¿Qué hacer si mi mascota es diagnosticada con diabetes?

La diabetes es una enfermedad que altera los niveles de glucosa en la sangre, que puede debilitar la salud y calidad de vida de las mascotas. Al no ser controlada a tiempo, la diabetes puede dañar varios órganos y sistemas del cuerpo, haciéndolos más propensos a sufrir de infecciones urinarias y cutáneas, así como el desarrollo de cataratas o la pérdida de visión.

Consuelo Rojas, médico veterinaria de Aristocat, explica que en las mascotas los casos de diabetes mellitus son las más frecuentes, y pueden presentarse como tipo 1 (dependiente de insulina) o tipo 2 (resistente a la insulina).

“Si bien, existen factores genéticos en nuestro perrito o gatito que los hace más propensos a sufrir esta enfermedad, la obesidad es uno de los factores de mayor riesgo para su desarrollo; además existen enfermedades como la pancreatitis, hipotiroidismo y ,la enfermedad de Cushing pueden contribuir a desencadenar esta enfermedad“, agrega la especialista.

Si observas que tu mascota presenta signos como el aumento de sed, micción frecuente, pérdida de peso, a pesar de seguir comiendo igual o aumentar su ración, y letargo, es necesario realizar la visita a un médico veterinario para realizar los análisis de sangre y orina para poder medir los niveles de glucosa, con los resultados obtenidos se tendrá un diagnóstico oportuno que permitirá indicar el tratamiento que debe seguir.

La médico veterinaria de Aristocat destaca que es crucial monitorear constantemente los niveles de glucosa y la visita al veterinario para ajustes en el tratamiento. Asimismo, explica las medidas que deben tomar los dueños si sus mascotas sufren de diabetes.

– Control de peso: Es importante mantener a las mascotas en un peso saludable, para evitar que caigan en sobrepeso u obesidad y reducir el riesgo de padecer de una diabetes tipo 2.

– Alimentación adecuada: Se debe mantener una dieta equilibrada y adecuada para las mascotas diagnosticadas con diabetes. Es necesario consultar con el médico veterinario para que se diseñe un plan de alimentación personalizado y se realice un ajuste de la dieta, dependiendo del progreso de la mascota.

– Ejercicio regular: El implementar una rutina de ejercicios, les permitirá reducir y estabilizar sus niveles de glucosa en la sangre. Los ejercicios deben ser graduales para evitar un sobreesfuerzo en la mascota y se debe estar atento a su compartiendo, durante y después del ejercicio.

– Chequeos veterinarios: Se deben realizar chequeos regulares con el veterinario para controlar el avance del tratamiento y prevenir complicaciones; además, de esta manera se puede evaluar los cambios de dietas y estar atentos a cualquier cambio de comportamiento de nuestro engreído.

La diabetes en nuestras mascotas, ya sean perros o gatos, es una condición médica seria pero manejable. Con la detección temprana y el tratamiento adecuado, nuestros engreídos pueden vivir una vida saludable y activa. Consuelo Rojas, destaca que es fundamental que los dueños estén atentos a los signos de alerta, y ante la confirmación de un diagnóstico de diabetes se trabaje en estrecha colaboración con el veterinario para proporcionar el mejor cuidado posible.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
YouTube
YouTube
Instagram