Vida y Estilo

Devuelve la firmeza de tu cuello y escote

En la rutina de cuidados diarios para la piel, no solemos tener en cuenta las zonas del cuello y escote. Por ello, la solución para tratar la flacidez es el método Nefertitis, una técnica innovadora y avanzada de aplicación de bótox específicamente diseñada para tratar las arrugas del cuello. Este procedimiento tiene como objetivo principal la relajación del músculo platisma, lo que resulta en una notable mejora de la apariencia de las arrugas en estas áreas.

 

La doctora Úrsula Casanova, especialista del Centro de Medicina Estética de la Clínica Ricardo Palma, explica que el método comienza a mostrar sus efectos positivos a partir del quinto día de la aplicación, con un resultado final visible a los 15 días. Asimismo, este tratamiento es personalizado y puede combinarse con otros procedimientos para abordar problemas específicos de la piel.

Por ejemplo, en casos de piel flácida, se puede complementar con bioestimulantes de colágeno para mejorar la tensión de la dermis. Para arrugas muy profundas, se puede añadir ácido hialurónico, que ayuda a rellenar las arrugas e hidratar la piel.

Para mantener los efectos del método Nefertitis, la especialista recomienda una aplicación de 5 o 6 meses dependiendo de las condiciones individuales del paciente. Además, tras la aplicación, es recomendable el uso de hidratantes y protector solar para conservar la calidad de la piel.

Es importante señalar que no se debe manipular la zona de aplicación después del tratamiento. En caso de aparición de moretones, se puede aplicar un antitrombótico como Hirudoid para ayudar a reducirlos.

Finalmente, el método Nefertitis ofrece a los pacientes una solución efectiva con un enfoque personalizado en su cuidado estético. Al combinar este tratamiento con otros procedimientos, se puede abordar una amplia variedad de problemas cutáneos, proporcionando resultados óptimos y duraderos. Es importante destacar que la elección del tratamiento adecuado requiere una consulta médica para un diagnóstico preciso.

La prevención es la mejor inversión para mantener el cuello y escote saludables. Con los cuidados adecuados y los tratamientos oportunos, se puede mantener la vitalidad de estas áreas por más tiempo.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
YouTube
YouTube
Instagram