Actualidad

Día Mundial de la Fertilidad: Causas y tratamientos

El Día Mundial de la Fertilidad, que se celebra el 4 de junio, tiene como objetivo principal concienciar sobre los desafíos que enfrentan muchas personas en su viaje hacia la paternidad y la maternidad. Es una oportunidad para promover la comprensión y el apoyo hacia aquellos que luchan por el anhelado embarazo, así como para educar sobre las opciones de tratamiento disponibles.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 1 de cada 6 parejas en edad reproductiva, en todo el mundo experimentan problemas de fertilidad. Asimismo, la OMS reconoce la infertilidad como un desafío de salud crónico que afecta tanto a hombres como a mujeres, con causas que pueden ser de diversa índole.

Para el Dr. Javier García-Ferreyra, embriólogo y director del centro de fertilidad EmbryoFertility, subraya que las causas más comunes de infertilidad en mujeres suelen ser la ausencia de ovulación, la endometriosis y la presencia de fibromas uterinos. «En el caso de los hombres, podemos observar una baja cantidad de espermatozoides en el semen, anormalidades en la formación de espermatozoides y una consistencia espesa del semen, lo que dificulta la llegada de los espermatozoides al óvulo.»

No obstante, para aumentar ese anhelado embarazo y mejorar la salud en general, hay consejos y medidas que pueden seguir tanto hombres como mujeres:

Adopta una dieta sana y equilibrada.

Controla tu peso de forma adecuada.

Evita el tabaco y otras sustancias nocivas.

Incorpora ejercicio físico regular en tu rutina.

Gestiona el estrés de manera efectiva.

Dicho esto, el embriólogo de EmbryoFertility, nos detalla cuales son los tratamientos de fertilidad que pueden llevar mujeres y hombres.

Fecundación in vitro: es un procedimiento médico que consiste en unir el óvulo y el espermatozoide en el laboratorio de reproducción asistida.
Ovodonación: más conocido como donación de óvulos. Es el proceso mediante el cual una mujer dona sus óvulos para que otra pueda embarazarse. Para esto, las donantes son anónimas, completamente sanas y entre 20 a 26 años

Inseminación: suele ser una de las primeras opciones para parejas jóvenes con pocos problemas de fertilidad. Consiste en depositar dentro del útero una muestra de espermatozoides seleccionados, en las mejores condiciones y en el momento adecuado: durante la ovulación.

Evaluación física general y antecedentes médicos: se realiza un examen de los genitales y se hacen preguntas sobre afecciones de salud, cirugías, lesiones o problemas hereditarios. El especialista también podría preguntar sobre los hábitos sexuales y el desarrollo sexual del paciente durante la pubertad.

Análisis del semen: se recolecta una muestra para contar la cantidad de espermatozoides presentes. Luego, se busca anomalías en la forma y el movimiento. Además, se buscará otros posibles problemas, como alguna infección. También se le conoce como espermiograma, seminograma o espermograma.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
YouTube
YouTube
Instagram