El Estado no tiene capacidad fiscalizadora para controlar aforos

Lima – Perú.- La candidata al Congreso por Juntos por el Perú (JP) Sigrid Bazán, criticó la poca capacidad comunicativa del presidente Francisco Sagasti para llegar a la gente con soluciones reales que permitan enfrentar la pandemia de la COVID-19, y expresó su sorpresa de que las medidas para combatirla sean el uso de mascarillas, el lavado de manos y el distanciamiento social, mismas que, según el propio Sagasti, son una continuación de lo hecho por el gobierno de Martín Vizcarra.

Bazán, quien postula al Congreso con el número 6, dijo que el anuncio del presidente Sagasti ha sido decepcionante porque pone de manifiesto la poca proactividad de un gobierno que siempre dijo: “no tengamos las expectativas altas sobre esto porque somos solo de transición, no vamos a hacer mucho”. Las medidas adoptadas son un ejemplo claro, acotó.

La candidata al Congreso refirió que al presidente le costó mucho aceptar que estamos frente a una segunda ola de contagios. En ese sentido, hizo referencia al tema de los aforos como uno de los principales cambios anunciados, especialmente dependiendo de las zonas donde el nivel de contagios sea de moderado a muy alto, donde las restricciones serán variables.

Sigrid Bazán criticó esta medida porque ha podido comprobar que la fiscalización de los aforos es pura letra. “Nunca se ha fiscalizado el aforo de los centros comerciales o de las tiendas. Lugares donde trabajan personas expuestas al contacto con los clientes y que tienen contratos temporales o el famoso ‘part time’, y a quienes despidieron o no les renovaron el contrato y que fueron los primeros que se contagiaron, llevaron el virus a sus casas y en muchos casos murieron”.

Además de cuestionar la fórmula en la que se han reducido los aforos según el nivel de riesgo de contagios por regiones, preguntó si realmente habrá alguien que esté fiscalizando que estos lugares no excedan los límites permitidos. “El Estado no tiene capacidad fiscalizadora”, señaló.

En ese sentido, Bazán dijo que el presidente debió anunciar que el Estado ha adquirido pruebas moleculares y las va a ofrecer al público de diversas maneras, además de estar invirtiendo en estudios e investigaciones para nuevas pruebas que ayuden a prevenir los contagios.

“Las pruebas son importantes porque si no sabemos quiénes están contagiados, no sabremos cómo combatir al virus”, acotó. Sobre este aspecto, señaló que la vacuna es importante, pero respetando el criterio de vulnerabilidad y riesgo que manejan todas las entidades de salud del mundo. “Para las vacunas debe haber prioridad, de lo contrario, así como nos faltaron pruebas moleculares, nos van a faltar vacunas, y no sería justo que solo accedan a ellas quienes puedan pagarlas”, enfatizó.