Actualidad

Evite infecciones respiratorias por el frío

Durante la temporada de frío, los hábitos de higiene y el lavado de manos son muy importantes por diversas razones. Por ejemplo, las infecciones respiratorias como la gripe y el resfriado común son más frecuentes en esta época.  Estos virus se propagan fácilmente a través del contacto con superficies contaminadas y al tocarse la cara con las manos sucias. De igual manera, los espacios cerrados y mal ventilados facilitan la transmisión de virus y bacterias.

La doctora María José Seminario, especialista en medicina general del Centro Médico Plaza Lima Sur de la Clínica Ricardo Palma, brinda los siguientes consejos para mantenernos fuertes y sanos en esta época de frío.

  1. Abra las ventanas de su casa u oficina varias veces al día durante periodos cortos (de 10 a 15 minutos) para mejorar la calidad del aire. De esta manera, evita la concentración de patógenos y disminuye el riesgo de contagio de infecciones respiratorias. El aire fresco diluye virus y bacterias.
  2. Lávese las manos frecuentemente: Use agua y jabón, y en su defecto, gel antibacterial con al menos 60% de alcohol.
  3. Mantenga una buena higiene respiratoria. Cubra su boca y nariz con el codo o un pañuelo al toser o estornudar.
  4. Adopte una dieta equilibrada. Incluya una variedad de frutas, verduras, proteínas magras y grasas saludables. Las frutas cítricas como naranjas, limones y toronjas, ricos en vitamina C, son esenciales para la función inmunológica. Las verduras de hojas verdes como espinacas o kale (col rizada) contienen antioxidantes y son ricas en vitaminas A y C; mientras que el ajo y kión tienen propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas.
  5. Hidrátese adecuadamente. Beba al menos 8 vasos de agua al día y evite bebidas azucaradas para no consumir calorías vacías. Tome infusiones como manzanilla o menta que tienen propiedades calmantes, agua con limón o té verde o negro que contienen antioxidantes.
  6. Manténgase activo. Realice ejercicio regularmente para fortalecer el sistema inmunológico y mejorar el estado de ánimo.
  7. Duerma bien. Asegúrese de dormir entre 7-9 horas por noche para una óptima recuperación y funcionamiento inmunológico.
  8. Consulte al médico regularmente, especialmente si tiene condiciones de salud preexistentes o experimenta síntomas inusuales.

Implementar estas prácticas no solo ayuda a prevenir enfermedades comunes durante el otoño e invierno,  también promueve una salud general óptima durante todo el año.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
YouTube
YouTube
Instagram