Vida y Estilo

Guía para no dejar o postergar el entrenamiento en el gimnasio

Mantener la motivación para el entrenamiento puede ser un desafío, especialmente para aquellos que están comenzando. La falta de tiempo, el cansancio y la falta de resultados inmediatos pueden llevar a postergar o incluso abandonar el ejercicio.
Tener objetivos claros y específicos puede ser la diferencia entre perseverar y abandonar. Con las estrategias adecuadas, es posible establecer una rutina de entrenamiento que sea sostenible y efectiva.

«La clave para no abandonar el entrenamiento radica en encontrar un equilibrio entre disciplina y disfrute. Es fundamental recordar que cada paso cuenta y que el progreso, aunque sea lento, es progreso. Establecer una mentalidad positiva y celebrar cada pequeño logro puede marcar la diferencia en la incorporación de un programa de ejercicio», asegura Claudia Misle, líder técnico de Smart Fit.

La coach brinda una guía práctica para empezar el entrenamiento y no desistir:
1. Establece una rutina realista: Comienza con un plan de entrenamiento que se ajuste a tu estilo de vida y compromisos diarios. No te sobrecargues desde el inicio; en lugar de ello, establece metas pequeñas y alcanzables que te permitan ver el progreso sin sentirte abrumado.

2. Alterna entre ejercicios que disfrutes y los que te beneficien: Encuentra un equilibrio entre actividades físicas que te gusten y ejercicios que sean beneficiosos para tus objetivos. Por ejemplo, si disfrutas correr, pero también necesitas fortalecer tus músculos, alterna entre ambas actividades. Esto hará que el ejercicio sea más placentero y efectivo.

3. Crea un entorno motivador: Rodearte de un entorno que te inspire a moverte. Esto puede incluir inscribirte en un gimnasio cercano, crea una playlist de entrenamiento a tu gusto, o unirte a clases grupales. Además, usar ropa deportiva cómoda y preparar todo lo necesario la noche anterior puede facilitar el comienzo de tu rutina.

4. Haz del ejercicio una prioridad diaria: Lo más adecuado, según Misle, es que entrenes con frecuencia para ir formando el hábito. Agenda tus sesiones de ejercicio como lo harías con cualquier otra cita importante. Utiliza recordatorios en tu teléfono o calendario y respétalos. Al darle la misma importancia que a otras tareas diarias, es más probable que cumplas con tu entrenamiento.

5. Busca apoyo y responsabilidad: Entrenar con un amigo o unirte a una comunidad de fitness puede proporcionar el apoyo y la motivación que necesitas. Compartir tus metas y progresos con otros puede aumentar tu compromiso y mantenerte enfocado.

Mantener una rutina de ejercicios puede ser difícil al inicio, pero con estos pasos prácticos y realistas, puedes evitar postergar tus entrenamientos. Smart Fit busca recordar a los peruanos la importancia de no aplazar sus objetivos de fitness. En ese sentido, ha lanzado una campaña bajo el lema «Hoy Empiezo el Gym» para motivar a todos a iniciar o retomar su entrenamiento con determinación y energía renovada.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
YouTube
YouTube
Instagram