Jaime O. Salomón: “El 98 % de pequeñas familias agrícolas no reciben el bono agrario, más de 800 mil de estas quebrarán”

PERU.- Jaime O. Salomón, exviceministro de Desarrollo e Infraestructura Agraria y Riego del Minagri, manifestó su preocupación por la situación del 98 % de familias dedicadas a la pequeña agricultura, las mismas que suman a más de 800 mil en todo el país: “El día de hoy, Clímaco Cárdenas, presidente de la Convención Nacional del Agro Peruano (Conveagro), ha dicho que, el ´Bono Rural´ no ha alcanzado ni al 20 % de la población que vive a más de 4 mil metros de altura. Que por este motivo han remitido un oficio a la Defensoría. Están solicitando un fondo de salvataje de S/. 5,000 millones para no quebrar. Ellos no quieren caridad, están dispuestos a sumar, pero, es necesario que el Estado asuma su responsabilidad».

Agregó el ingeniero Salomón: “En días pasados, la presidenta de la Asociación de Pequeños Agricultores a nivel nacional “Sembrando Esperanza”, Aída Gamarra Sánchez también hizo un llamado de auxilio a las autoridades debido a que no están recibiendo el ´bono rural´ ni ningún otro, señalando enfáticamente que en las zonas rurales no cuentan con un Smart o con internet y que al intentar inscribirse les solicitan el número de suministro, cuando no cuentan con servicio eléctrico”.

PROPUESTAS:

1. Se debe mejorar el sistema de los actuales mercados itinerantes (llamados de la chacra a la olla), procurando ampliar su cobertura a todos los distritos del país. Darle la oportunidad de participar a todos los agricultores de cada distrito (incluso los que no acceden a internet o al uso de una computadora).  Para ello, involucrar a todos los alcaldes distritales y a las Agencias Agrarias.
2. El Estado debe garantizar la demanda y el pago justo; se propone adquirir los productos directamente a los agricultores, generar almacenes de acopio y acercarse al pueblo a través de mercadillos -cada 20 cuadras- para evitar la movilidad humana y aglomeraciones, también en coordinación con los municipios.
3. Se debe implementar el bono social: a) Productivo para empleos temporales: descolmatación de canales, huertos familiares, producción de pacas, adquirir semillas y fertilizantes, entre otros. b) Atendiendo a los trabajadores agrarios informales, que son el 98 % del total, que no reciben atención del Estado -por una deficiencia de años-, ni beneficios ni servicios sociales y que no están en lista alguna de los que recibirán el famoso bono rural. c) Y, a las familias agrarias formales, de las cuales el 46 % está en condiciones de pobreza monetaria.
4. Se debe promover la productividad agrícola, trazar las cadenas productivas priorizadas por región, integrándolas desde el agricultor hasta el cliente final; asegurando al agricultor el acceso a recursos: agua, energía y sistemas de protección social.
5. Es necesario fortalecer la asociatividad (horizontal y vertical) para mejorar la gestión y organización agraria, y para que atiendan al mercado de manera colaborativa.
6. Hay que estar atentos a los fenómenos climáticos que afectan al agro de manera cíclica y anual: se vienen las heladas en la sierra y friajes en la selva.
7. Es necesario asegurar que la infraestructura esté alineada a las cadenas productivas priorizadas por regiones.
8. Se requiere elaborar una sola base de datos, y actualizada (con la creación del sistema nacional de transformación digital), que permita saber quiénes son los agricultores. A ello añadir la relación de miembros de toda la cadena alimenticia del país y de los actores involucrados (municipios, gobernadores, ministros, congresistas, gremios, etcétera) buscando que todos juntos trabajen colegiadamente para llevar las aguas (solo) para el bienestar del país”.