Kevin Benavides alcanzó la gloria en el Dakar 2023

Lima.- Impresionante. Así fue el final de la edición 2023 del rally Dakar, que por cuarta vez consecutiva se realizó en Arabia Saudita. Después de más de 4.000 kilómetros cronometrados la gloria quedó para el argentino Kevin Benavides, piloto del KTM Red Bull Factory Team. Así se anotó el segundo triunfo en esta carrera después de haber logrado el primero en 2021 con Honda.

La carrera, una de las más peleadas que se recuerda, se definió en el último tramo cronometrado sobre 136 kilómetros. Benavides lo ganó y se impuso en la general por sólo 42 segundos sobre el australiano Toby Price, su compañero de equipo y quien había comenzado el día con una ventaja a su favor de 12 segundos.

Durante toda la carrera, Benavides encontró motivación en la Copa Mundial de Fútbol que ganó la Argentina en Qatar 2022. Hasta le mandó un mensaje a Price, en modo de broma, al estilo Dibu Martínez. “Guarda que te como”, le dijo… Y lo cumplió.

“Cuando terminé la penúltima especial y estaba en el enlace pensaba en las posibilidades que tenía. Podía ganar, salir segundo, ser tercero… Pero decidí poner la mente en blanco y salí a hacer lo que tenía que hacer: pilotar. No podía controlar al piloto de atrás o al de adelante, pero sí podía acelerar y hacer lo máximo posible. Y se dio. Lo conseguí”, dijo Kevin después de celebrar de manera eufórica.

“Esto se lo dedico a todo el país, pero también a Lionel Messi y a toda la selección argentina. Creo que el triunfo de la selección también tuvo mucho que ver en esto. Llegué muy motivado por lo que hizo la selección. Yo siempre lucho para dejar a mi bandera en el lugar más alto posible, como hicieron los jugadores, y hoy lo logré”.

A diferencia del Dakar 2021 cuando ganó dos etapas y lideró la general durante varias jornadas, en esta edición el argentino apostó por la regularidad en una carrera que se presentó muy complicada en la primera semana y que dejó a varios candidatos afuera por caídas como el inglés Sam Sunderland (GasGas) o el estadounidense Ricky Brabec (Honda).

Su peor resultado en la general fue cuando cayó del segundo al cuarto puesto en la segunda etapa. Luego ganó una posición, que mantuvo hasta el día de descanso. En la segunda semana alcanzó el liderazgo en la décima etapa. La victoria lograda en la penúltima especial lo consideró clave para ir por todo el domingo y no fallar.

Pero Kevin también mostró su lado humano. En la penúltima etapa, esa que finalmente fue la clave del triunfo, no dudó en auxiliar a su compañero Matthias Walkner, quien sufrió una dura caída en la que se lastimó la espalda. Después de hacerle compañía hasta la llegada de los médicos y consolarlo, encaró los últimos 100 kilómetros como si nada hubiese pasado y ganó el tramo.

Con este nuevo triunfo en el rally Dakar, el argentino se suma al selecto grupo de pilotos que han ganado con dos marcas distintas como Sunderland (KTM y GasGas), Cyril Neveu (Yamaha y Honda) y Richard Sainct (BMW y KTM). En el escalón más alto de este particular podio está Edi Orioli que ganó con tres (Honda, Cagiva y Yamaha).

En este rally, Kevin Benavides demostró ser un piloto de gran capacidad, un luchador incansable y un gran campeón. El triunfo en este Dakar es el resultado de un gran esfuerzo y dedicación, y es sin duda un logro histórico para el deporte argentino.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
YouTube
YouTube
Instagram