Actualidad

Más de 400 millones de personas padecen diabetes: la importancia del diagnóstico y tratamiento del Edema Macular Diabético (EMD)

Lima.- Para identificar posibles síntomas del EMD, es esencial estar atento a señales como manchas en la vista, visión borrosa, zonas oscuras o vacías en el campo visual, y pérdida de la visión o ceguera.

A nivel mundial, más de 422 millones de personas padecen diabetes, de las cuales, cerca de 93 millones sufren retinopatía diabética. Por otro lado, al menos 2.200 millones de personas padecen deficiencia visual o ceguera, de las cuales al menos 1.000 millones tienen una deficiencia visual que podría haberse evitado o que aún no se ha tratado. Por ese motivo, es urgente concientizar a la sociedad sobre la retinopatía diabética y su complicación ocular grave, el Edema Macular Diabético (EMD). Esta enfermedad, relacionada con la retinopatía diabética, sigue siendo la principal causa de ceguera entre adultos de 20 a 74 años.

¿Qué es el Edema Macular Diabético (EMD)?
El Edema Macular Diabético (EMD) se presenta cuando los altos niveles de azúcar en la sangre dañan los pequeños vasos sanguíneos de la retina. Como consecuencia, se forman nuevos vasos sanguíneos anormales que causan filtración de líquido y sangrado, generando inflamación en la retina. La extravasación de líquido en la zona de la mácula, una región especializada que permite la visión de la parte central del campo visual, da lugar al Edema Macular Diabético, una condición que puede afectar gravemente la visión e incluso llevar a la ceguera si no se aborda adecuadamente.

Según Armando Luza, director médico de Roche Farma Perú, el EMD afecta a la mácula, la parte posterior del globo ocular, y está estrechamente relacionado con la evolución de la diabetes y el control inadecuado de los niveles de glucosa en sangre. Se estima que aproximadamente el 9% de la población mundial padece diabetes, lo que hace que esta enfermedad sea una de las principales causas de complicaciones vasculares y pérdida de la visión.

Es fundamental tomar medidas preventivas y educativas para abordar la retinopatía diabética y el Edema Macular Diabético de manera oportuna. Detectar los síntomas tempranamente y realizar exámenes oftalmológicos regulares puede marcar la diferencia entre conservar la visión y enfrentar la ceguera", expresó el Dr. Luza.

Síntomas y tratamiento
El especialista explica que para identificar posibles síntomas de EMD, es esencial estar atento a señales como manchas o hebras oscuras que flotan en la vista (cuerpos flotantes), visión borrosa, visión variable, zonas oscuras o vacía en el campo visual, y pérdida de la visión o ceguera.

Además, ciertos factores de riesgo, como tener diabetes de larga data, es decir, durante un período prolongado, control inadecuado del nivel de glucosa en sangre, presión arterial alta, colesterol alto, embarazo, consumo de tabaco y factores genéticos, pueden aumentar la probabilidad de desarrollar enfermedades oculares diabéticas, incluido el Edema Macular Diabético.

“El tratamiento temprano y adecuado puede evitar la progresión del EMD y preservar la visión de los pacientes. Los tratamientos más comunes para esta patología incluyen el control meticuloso de la glucemia, el uso de láser para reducir los vasos sanguíneos anómalos y el edema, inyecciones intraoculares con antiangiogénicos para reducir el líquido en la mácula, la vitrectomía para eliminar la sangre del ojo, y tratamientos quirúrgicos en situaciones específicas”, señala el director médico de Roche Farma Perú.

Es esencial destacar que los pacientes con diabetes tipo 1 o tipo 2 requiere controles oftalmológicos anuales, que incluyan pruebas de agudeza visual, examen con dilatación de las pupilas para evaluar la retina y el nervio óptico, y tonometría para medir la presión ocular.

El Dr. Luza enfatiza que la detección temprana y el acceso oportuno a los tratamientos son cruciales para mitigar los riesgos asociados con el Edema Macular Diabético y preservar la visión de los pacientes con diabetes. Un esfuerzo conjunto de concienciación y educación es fundamental para enfrentar esta emergencia visual global. “La lucha contra la retinopatía diabética y el Edema Macular Diabético requiere un enfoque proactivo y colaborativo de la sociedad en su conjunto. Juntos, podemos proteger la visión de millones de personas y mejorar la calidad de vida de aquellos que viven con diabetes”, finalizó el experto.

 

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
YouTube
YouTube
Instagram