Ministerio de Cultura realizó una nueva versión del proyecto La Huaca nos cuenta en distrito de San Miguel

Lima.- Peces, aves, líneas paralelas y figuras trapezoidales, emblemas que los antiguos Yshma utilizaron para decorar sus ceramios o sus telares o sus paredes de antiguo barro, fueron los motivos que los pequeños niños que visitaron esta tarde la huaca Huantinamarca, en el distrito de San Miguel, eligieron para pintarse la carita, en el marco del programa La Huaca nos cuenta, que organiza la Dirección de Arqueología del Ministerio de Cultura.

Fue la tercera edición de un programa piloto que continuará cada quincena hasta fin de año. Una actividad que busca que los niños de 3 a 8 años que viven alrededor de los sitios arqueológicos conozcan el valor de su patrimonio a través de actividades lúdicas, como las visitas guiadas, la narración de cuentos inspirados en nuestro pasado prehispánico, las caritas pintadas, los talleres creativos, y una impresionante actividad final denominada: El abrazo a la huaca.

El director de Arqueología del Ministerio de Cultura, Luis Cáceres Rey, saludó a los padres de familia que llevaron a sus niños y ofreció para todos una explicación didáctica sobre la cotidianeidad de los antiguos habitantes que poblaron el valle de Maranga y animó a los niños que así como aprenden las primeras letras y las matemáticas, también aprendan la historia de nuestros antepasados para entenderla y quererla.

La Huaca nos cuenta contó con el decidido apoyo de la municipalidad de San Miguel. Su representante, la subgerente de Cultura y Turismo, Carmen Márquez, agradeció la iniciativa del Ministerio de Cultura por llevar a los niños del distrito una actividad que les hará tomar conciencia para cuidar y querer su patrimonio.

Huantinamarca es un sitio arqueológico que se construyó a mediados del siglo XV cuando los incas dominaban el valle del Rímac. El sitio fue utilizado como espacio de reunión y de celebraciones rituales de una o varias parcialidades del antiguo Curacazgo de Maranga.

9uk49ui8l