Actualidad

Minsa: un milagro se vivió en el Hospital Santa Rosa tras el nacimiento de trillizas por gestación espontánea

El Ministerio de Salud (Minsa) destaca un acontecimiento en el Hospital Santa Rosa, donde un milagro se hizo realidad el día que nacieron las trillizas Sienna, Laksmi y Radhika. En medio de un embarazo complicado y lleno de incertidumbres, la llegada de estas tres pequeñas trajo consigo emoción y esperanza.

La historia comenzó con un embarazo inesperado y desafiante. Concebidas por gestación espontánea, un fenómeno que ocurre en 1 de cada 10 000 casos, las trillizas representaban una singularidad en un mundo donde la mayoría de los partos múltiples son fruto de tratamientos de fertilización asistida. 

El Dr. Juan de Dios Yaranga Obregú, jefe del Departamento de Gineco Obstetricia del Hospital Santa Rosa, no pudo ocultar su asombro: “Es un hecho raro, porque, hoy en día, la mayoría de los partos triples se presentan con fertilización asistida. Fue un embarazo complicado, porque eran tres bebés con dos placentas, es decir, un embarazo monocorial. Hay dos niñas que serán idénticas y la otra similar a las hermanas”, explicó con emoción.

El embarazo, sin embargo, no estuvo exento de dificultades. La condición monocorial, en la que las trillizas compartían dos placentas, aumentó los riesgos, requiriendo una vigilancia constante y una planificación meticulosa por parte del equipo médico. La madre, con una valentía encomiable, se enfrentó a cada obstáculo con el apoyo incondicional de su familia y la dedicación de los profesionales del hospital.

El día del parto, un equipo especializado, compuesto por dos ginecólogos, tres neonatólogos, dos anestesiólogos y un asistente instrumental, se preparó para traer al mundo a las pequeñas. La cesárea, que duró una hora, fue un testimonio del esfuerzo conjunto y la coordinación impecable. Cada profesional jugó un papel crucial en este momento tan delicado.

Finalmente, a las 33 semanas de gestación, las trillizas nacieron con 2.063 kilos, 1.724 kilos y 1.650 kilos. Aunque prematuras, las pequeñas mostraron una fuerza impresionante desde el primer instante. Fueron trasladadas de inmediato a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatal, donde recibieron la atención y el cariño necesarios para asegurar su bienestar.

El Dr. Yaranga, reflejando el sentimiento colectivo del hospital, expresó con gratitud y orgullo: “Estamos muy contentos de haber sido parte de este momento tan especial para la familia Marcano Pino. Este tipo de nacimientos requieren un gran esfuerzo y trabajo en equipo, y estamos orgullosos del resultado”. Las palabras del doctor resonaron en cada rincón del hospital, reafirmando el compromiso del Hospital Santa Rosa con la atención de calidad y la seguridad de sus pacientes.

Hoy, Sienna, Laksmi y Radhika se encuentran en la Unidad de Cuidados Intermedios Neonatal, bajo la mirada atenta de un equipo que sigue vigilando su desarrollo con el mismo esmero y dedicación desde el primer día. Cada día representa un nuevo paso hacia un futuro prometedor, lleno de esperanza y amor.

El Minsa y el Hospital Santa Rosa, con su compromiso inquebrantable con la excelencia médica y la atención humanizada, celebra este milagro de vida. En cada latido de las pequeñas, se refleja el triunfo de la vida y el esfuerzo compartido de quienes hicieron posible este milagro.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
YouTube
YouTube
Instagram