Entretenimiento

Nathy Peluso lanza «Aprender amar»

El nuevo single “Aprender a Amar” viene acompañado por el videoclip dirigido por Agus Puente y producido por The Movement / Landia. La canción es una oda al amor propio coescrita y coproducida por el artista indie alternativo pablopablo. “Es como un mantra que me repito a mí misma y a todo el mundo,” dice Nathy. “Es esencial y no puedes conseguirlo de la noche a la mañana. Hay que trabajárselo hasta el día en que te mueras.”

‘GRASA’ revela a una Nathy más madura y envalentonada que hace valer su capacidad única como compositora e intérprete, desenvolviéndose a la perfección entre el rap, las baladas y los géneros tropicales. Por primera vez, la artista nacida en Argentina y radicada en España muestra un lado más íntimo y personal en sus letras, sin miedo a sincerarse sobre los problemas de crecimiento y las crisis creativas que conllevan la fama, el éxito y las presiones del estrellato moderno.

En español, ‘GRASA’ tiene muchos significados y subtextos culturales diferentes, especialmente en su Argentina natal, donde la palabra puede significar “hortera”, “de mal gusto” o “vulgar”. Pero Nathy, al igual que su música, no quiere limitarse a una definición: puede ser el modo en que exhibe con orgullo su cuerpo que no encaja en el molde de las expectativas heteronormativas mientras reverencia públicamente un trozo de pizza o pasta en sus redes sociales. O podría evocar la riqueza de sus arreglos musicales, o incluso su actitud entusiasta y total de mancharse las manos en todo lo que hace. Quiere reivindicar la palabra y convertirla en parte de su universo: “Para mí es un estado de ánimo, un estilo de vida,” explica.

Nathy coprodujo y coescribió los 15 temas incluidos en el álbum. La mayoría de los temas son el resultado de una estrecha colaboración con el músico y productor venezolano Manuel Lara (Kali Uchis, Bad Bunny), que también es productor ejecutivo con Nathy. ‘GRASA’ se inspira visual y estilísticamente en un variado abanico de referencias -la grandeza cinematográfica de la mafia, la salsa neoyorquina de los 70, iconos actuales como Kendrick Lamar-, pero con un sonido contemporáneo. El álbum es como la banda sonora del momento actual de Nathy, en el que desafía los límites y las expectativas de su arte. También es el resultado triunfal de un viaje profundamente personal.

Atribuye a su mentor y amigo, el icono argentino Fito Páez, el mérito de haberla ayudado a encontrar su centro creativo. El verano pasado, decidió tomarse un descanso e irse de vacaciones. Nathy y Páez se alojaban en la misma zona, y ella le confió que se sentía “muy perdida”. Nathy llegó a una dura conclusión: tenía que descartar las más de 20 pistas que no le parecían adecuadas. Sentía que estaba defraudando a su equipo y a todos los que la rodeaban. Páez la animó a encontrar un marco conceptual para crear nueva música. “Algo tan pequeño, tan sencillo, encendió algo en mí y me impulsó a centrarme,” dice Nathy.

Su álbum debut Calambre de 2020, aclamado por la crítica, catapultó a Nathy a la fama y al éxito, ganando el premio al “Mejor Álbum Alternativo” en los Latin GRAMMY 2021. También cosechó éxitos con Bizarrap, C Tangana y Tiago PZK, actuó en Coachella, agotó las entradas de dos Movistar Arenas en Buenos Aires y realizó giras por toda España. Entre actuaciones, acuerdos con marcas y lanzamientos de nueva música, en 2022 y 2023 se puso rápidamente a trabajar en la composición y producción de nuevo material que serviría como álbum de continuación. «Está arraigado en mí, soy una mujer fuerte, pero perdí la noción de mi propia humanidad», dice sobre sus elevados estándares autoimpuestos, que unidos a las presiones de la industria y a una serie de desengaños amorosos, comprometieron su salud mental y la sumieron en la falta de plenitud emocional. «Era como un robot diciéndome a mí misma: ‘Soy una gladiadora’. Pero tuve que volver a aprender a disfrutar de las cosas sencillas de la vida que no eran trabajo».

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
YouTube
YouTube
Instagram