Actualidad

Ojos secos: a qué se debe y cómo ponerle solución

Lima.- El síndrome de “ojo seco” hace referencia a la deficiencia de la cantidad y/o calidad de la película lagrimal para mantener los ojos hidratados, provocando molestias en la zona ocular y, en algunos casos, problemas visuales.

Esta afección, que suele ser muy común, genera ardor, enrojecimiento, lagrimeo, sequedad ocular, sensibilidad a la luz, entre otros síntomas y se debe a diversas causas como el uso de pantallas durante un tiempo prolongado, factores hormonales (menopausia, hipotiroidismo, diabetes, otros), enfermedades autoinmunes (artritis reumatoide, entre otros), medicamentos (antihistamínicos, antidepresivos, tranquilizantes, otros) y factores ambientales (clima seco, exposición a corrientes de aire y/o cambios de temperatura).

Asimismo, cabe resaltar que este síndrome es un peligro para la salud ocular y, si no se trata a tiempo y de forma adecuada, puede producir abrasiones en la córnea.

Teniendo en cuenta ello, la doctora María Guadalupe Chiroque Becerra, especialista en medicina interna y docente de la carrera de Medicina Humana en la universidad Norbert Wiener, brinda las siguientes soluciones para ponerle fin al ojo seco:

  1. Aplica la regla del 20-20-20. Durante el uso de pantallas, cada 20 minutos realizar una pausa de 20 segundos y mirar a una distancia de 20 metros. Este ejercicio es ideal para que tu vista descanse y se hidrate.
  2. Parpadea voluntariamente. Durante el uso de pantallas, parpadea voluntariamente y con frecuencia a lo largo de la jornada, debido a que mientras usamos pantallas tenemos los ojos bien abiertos y tendemos a parpadear poco, lo cual no favorece la lubricación de la superficie ocular.
  3. Evita o disminuye la permanencia en lugares con corrientes aire. Como exteriores, ambientes secos o cargados de humo, evita el aire acondicionado, ventiladores, estar cerca de ventanas, entre otros lugares. Las corrientes de aire favorecen la evaporación de la película lagrimal.
  4. Visita a un especialista. Si hay enfermedades hormonales o autoinmunes, deben estar en tratamiento y bien controladas para mantener una buena lubricación ocular.
  5. Incluye en tu dieta diaria ácidos grasos omega-3. Alimentos como el pescado oscuro, sacha inchi, palta, frutos secos, entre otros, favorecen la lubricación ocular.
  6. Utiliza gotas de lágrimas artificiales. De preferencia con preservantes biodegradables o sin preservantes, con el propósito de sustituir las lágrimas para aliviar las molestias producto de la sequedad, así disminuirá la sensación de cuerpo extraño presente en el ojo seco. Son de venta libre.
  7. Evita la automedicación. Teniendo en cuenta que varios medicamentos afectan la calidad y/o cantidad de las lágrimas.
Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
YouTube
YouTube
Instagram