Perú ahorraría millones de soles en mantener y reponer estructuras metálicas si apuesta por el galvanizado

Los costos ocasionados por la corrosión de estructuras metálicas en
el Perú equivalen a un 4 por ciento del PBI nacional. Diversos factores como la salinidad en ciudades costeras, la humedad y la lluvia provocan oxidación y deterioro en elementos de la vía pública como vallas, semáforos, juegos para niños, techos y escaleras en edificios, etc.; y las
autoridades desconocen soluciones como el galvanizado, que suponen una reducción de gastos por mantenimiento y reposición, y además ayudan a prevenir accidentes provocados por la corrosión de las estructuras.
“De hecho, Perú es uno de los países con el consumo más bajo de galvanizado per cápita, con menos de 2 kilos por habitante; mientras que en Europa la media es de 20 kilos, en Estados Unidos, de 14 y en nuestro vecino Chile, de 7”, explica Bruno Rubio, jefe del servicio de galvanizado de TUPEMESA.


Pensemos en una ciudad como Lima, donde es habitual observar a trabajadores pintando estructuras metálicas como vallas, semáforos, señales de tránsito, puentes, arcos y vallas del perímetro de una losa deportiva; donde se producen accidentes por la rotura de juegos para
niños y bancos oxidados en los parques infantiles… ¿Por qué las municipalidades no invierten en soluciones que ayudarían a reducir gastos y mejorar la seguridad?


El galvanizado consiste en sumergir una pieza de acero en una tina de zinc a 450 grados de temperatura. Con este proceso, la pieza queda sellada y no se oxida ni se corroe, por lo que su duración es muy superior a elementos que solo están cubiertos por una capa de pintura.


Además de los espacios públicos en las ciudades, está presente en sectores como minería, transporte, construcción, eléctrico, marítimo, telecomunicaciones, hogar y más.
Según el especialista de TUPEMESA, “el problema es el desconocimiento sobre este tipo de soluciones y que no haya una normativa en el país. Por eso, las empresas del sector nos hemos puesto de acuerdo para crear la Asociación de Empresas Galvanizadoras, y estamos tratando
de que haya una reglamentación desde el Estado para considerar la implementación de elementos galvanizados en los proyectos”, comenta Rubio.


Otros datos y beneficios del galvanizado:
 Ahorro.- A pesar de que galvanizar un elemento metálico incrementa el costo en un 50 %, a largo plazo es más económico ya que dura más que el clásico pintado: tiene hasta treinta años de vida útil y no requiere mantenimiento estructural.
 Fácil de pintar y soldar.- El baño de zinc no complica el pintado ni armado de las estructuras.
 Seguridad.- Al estar galvanizado, se evita que el objeto se oxide. De esta forma se reduce el riesgo de accidentes por cortes o caída de elementos.
 En el Perú se producen aproximadamente 35 000 toneladas de galvanizado al año.
TUPEMESA alcanzará en 2019 una cuota de mercado del 30 %.