Tecnología

Red Hat consolida la gestión y la solidez en nube híbrida con la última versión de OpenShift Platform Plus

Lima.- Red Hat Inc., el proveedor líder mundial de soluciones open source, anunció hoy una nueva versión de Red Hat OpenShift Platform Plus que presenta nuevas funciones y características que trascienden la plataforma Kubernetes básica y abarcan el almacenamiento, la gestión, y mucho más. Esta nueva edición amplía la presencia de Red Hat OpenShift Platform Plus como plataforma Kubernetes superior en toda la diversidad de escenarios de TI empresariales, desde el centro de datos tradicional, las operaciones de borde distribuidas o múltiples entornos de nube pública.

En el informe de Gartner® “The Innovation Leader’s Guide to Navigating the Cloud-Native Container Ecosystem”, la firma de investigación recomienda que “en la medida de lo posible, las empresas se esfuercen por estandarizarse en una plataforma sólida para diversos casos de uso.” A medida que las empresas amplían el universo de sus aplicaciones para adaptarse a las necesidades cambiantes, las plataformas de nube basadas en Kubernetes no solo deben abarcar las infraestructuras de nube híbrida abierta, sino, también, la gran variedad de cargas de trabajo y aplicaciones que se ejecutan en ellas.

Red Hat OpenShift Platform Plus fue diseñada para brindar una base más estable a partir de la cual las empresas impulsen una estandarización informática transformadora. Este nuevo producto incluye las herramientas necesarias para simplificar el diseño, la protección y la gestión de aplicaciones en todo el ciclo de vida del software y en clústeres de Kubernetes.

La actualización de la tecnología subyacente incluye lo siguiente:

  • Red Hat OpenShift 4.11
  • Red Hat Advanced Cluster Management for Kubernetes 2.6
  • Red Hat OpenShift Data Foundation 4.11

A medida que las empresas continúan expandiendo sus entornos operativos, también ha crecido la necesidad de una mayor estabilidad en todos estos espacios heterogéneos. Red Hat OpenShift 4.11, que se basa en la interfaz de tiempo de ejecución Kubernetes 1.24 y CRI-O 1.24, fue pensada para facilitar el uso del Kubernetes empresarial donde sea y como sea necesario en la nube híbrida abierta.

La última versión de Red Hat OpenShift permite a las organizaciones instalar OpenShift directamente desde los principales mercados de nube pública, que incluyen el mercado de AWS y el de Azure. Esto proporciona mayor flexibilidad en la forma en que las empresas eligen ejecutar OpenShift y permite a los equipos de TI satisfacer mejor los requisitos tecnológicos en constante evolución.

Las nuevas funciones y características de Red Hat OpenShift 4.11 incluyen las siguientes:
Integración con la admisión de seguridad de pods, que permite a los usuarios definir distintos niveles de aislamiento de los pods de Kubernetes para ayudar a lograr comportamientos de los pods más claros y uniformes.

Soporte de infraestructura aprovisionada por el instalador (IPI) para Nutanix, para que los usuarios utilicen el proceso de IPI para una instalación simplificada, integrada y totalmente automatizada de OpenShift en entornos virtualizados de Nutanix compatibles.

Arquitecturas adicionales para contenedores en entornos de prueba, que incluyen la capacidad de ejecutar contenedores en entornos de prueba en AWS así como en OpenShift de un único nodo. Los contenedores en entornos de prueba ofrecen una capa de aislamiento adicional opcional para las cargas de trabajo, incluso en los extremos más alejados del borde de la red.

Mayor supervisión y cumplimiento en entornos híbridos
La gestión de cargas de trabajo heterogéneas a menudo requiere de una supervisión y un gobierno mayores. Para ayudar a los usuarios a gestionar mejor las flotas de contenedores en constante crecimiento en el borde, Red Hat Advanced Cluster Management 2.6, como parte de Red Hat OpenShift Platform Plus, incorpora nuevas características que apuntan a mejorar la disponibilidad en casos de uso de latencias altas y anchos de banda reducidos.

Un solo clúster central de Red Hat Advanced Cluster Management ahora puede implementar y gestionar hasta 2500 clústeres de OpenShift de un único nodo, que pueden implementarse y gestionarse en el borde mediante un aprovisionamiento sin intervención. Además, Red Hat Advanced Cluster Management 2.6 provee recopiladores de métricas en el borde especialmente diseñados para cargas de trabajo pequeñas de un único nodo, lo cual amplía la visibilidad de las operaciones remotas.

Red Hat Advanced Cluster Management también ofrece nuevas integraciones con las principales herramientas, lo cual proporciona a los usuarios la flexibilidad de continuar usando las cargas de trabajo existentes. Las principales integraciones incluyen las siguientes:

Visibilidad automática de las aplicaciones en toda la flota, que incluye una mayor visibilidad de la topología de las aplicaciones y muestra las aplicaciones creadas directamente a través de OpenShift.

Gestión de clústeres directamente desde Red Hat Ansible Automation Platform, disponible como versión tecnológica preliminar, que permite a los usuarios de Ansible interactuar con Red Hat Advanced Cluster Management en forma nativa.

Integración con Kyverno PolicySet, disponible como versión tecnológica preliminar, que ofrece a los usuarios más opciones para mantenerse al día de las políticas de Kubernetes.

A medida que las empresas trasladan sus sistemas a la nube híbrida, el tema de la resiliencia cobra un protagonismo crítico. Para ayudar a minimizar la pérdida de datos y la interrupción del negocio ante una falla, Red Hat OpenShift Data Foundation 4.11 incluye una API de OpenShift para protección de los datos. La interfaz de programación de aplicaciones (API) basada en operadores puede usarse para hacer una copia de seguridad y restaurar aplicaciones y datos concretos, en forma nativa o mediante el uso de aplicaciones de protección de datos existentes en toda la nube híbrida.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
YouTube
YouTube
Instagram