Tecnología

Riesgos al bañarse con teléfonos, TWS y smartwatches

Hoy día no es extraño que los smartphones y otros gadgets –como los audífonos, relojes y pulseras inteligentes– cuenten con un nivel de protección al agua y polvo. De esta forma puedes protegerlos en caso de lluvia, de esas caídas accidentales a un recipiente con agua o bien, del contacto con el agua en situaciones comunes. En el caso de los smartwatches, incluso es posible nadar con ellos a ciertas profundidades, tanto en agua dulce como salada. Sin embargo, algo que nunca deberías hacer con frecuencia es meterte a bañar con agua caliente o entrar a un sauna con tu teléfono, smartwatch, smartband o audífonos.

¿Qué es la protección IP y cuáles son sus límites?

El nivel de protección más alto que vas a encontrar en smartphones y audífonos es IP68, los 2 números que acompañan las letras IP indican el nivel de protección a objetos sólidos y al agua, y por lógica, entre más alto es el número, mayor es la protección.

En el caso de la protección al ingreso de objetos sólidos, usualmente se utiliza para hacerle saber al usuario qué tan resistente es el dispositivo a la entrada de polvo, elemento que, a la larga, también podría generar problemas en el funcionamiento del equipo.

Hasta el momento existen 6 niveles de protección contra polvo y 8 niveles contra el agua, muchos teléfonos de gama premium, como los HUAWEI Pura 70 series, tienen un nivel de protección IP68, lo que permite incluso sumergir el teléfono a 1.5 metros de profundidad por 30 minutos. Sin embargo, eso no significa que debas meterte a nadar con el teléfono, pues, de hecho, los daños ocasionados por agua no están cubiertos por la garantía, ya que la protección IP no es una certificación y con el paso del tiempo el nivel de protección IP se va reduciendo.

Esto aplica tanto con smartphones, audífonos y wearables, y en el caso de los wearables, como los HUAWEI WATCH GT 3, GT 4, WATCH Ultimate y otros modelos, los daños por agua sí pueden estar cubiertos por la garantía, ya que algunos modelos sí tienen certificaciones que garantizan su funcionamiento y uso bajo el agua en ciertas condiciones.

 

¿Por qué no debes bañarte con tus gadgets aunque tengan protección IP68?

Sin importar que tu smartphone sea nuevo y tenga protección IP68, o que tu smartwatch te permita nadar con él hasta 100 metros de profundidad, debes evitar meterte a bañar con ellos en agua caliente, o entrar a saunas con tu teléfono, reloj o audífonos. ¿Por qué? Porque el vapor del agua caliente puede ingresar a diferentes componentes internos y externos del dispositivo, desde el puerto de carga y la batería, hasta las cámaras, provocando así daños en su funcionamiento, pues una cosa son las moléculas de agua en estado líquido y otra como vapor.

El vapor puede condensarse en diferentes componentes y provocar desde fallas intermitentes, hasta problemas que requieran la intervención de técnicos especializados. Ojo, esto no significa que por bañarte una vez con tu teléfono podría descomponerse, pero hacerlo una y otra vez lo expone a que el vapor genere alguna de las fallas antes mencionadas. Asimismo, el riesgo es mayor si lo haces en una ducha con mucho vapor como el de un sauna.

Ahora, la protección IP sí puede ayudarte a reducir el riesgo de que el vapor entre al dispositivo, pero no es infalible. No obstante, en el caso de teléfonos, audífonos y wearables que no cuenten con un cierto nivel de protección IP, es importante que no entres a la ducha con ellos, pues es muy probable que el vapor sí logre entrar a estos dispositivos.

Asimismo, recuerda que, aunque los audífonos TWS cuentan con protección IP, su estuche de carga no cuenta con este grado de protección, por lo que meter el estuche a la ducha también podría generar una falla en la batería o puerto de carga.

¿Qué hacer si uno de tus dispositivos Huawei falla a causa del agua o el vapor?

En caso de algún mal funcionamiento de tus dispositivos, puedes ponerte en contacto través del sitio web oficial de Huawei en Perú desde el siguiente link, donde un asesor puede darle seguimiento a tu problema. Pero también puedes hacerlo desde la aplicación My HUAWEI en tus dispositivos móviles, o bien, desde la aplicación de HUAWEI PC Manager en una HUAWEI MateBook.

En la aplicación My HUAWEI puedes encontrar, en la parte inferior derecha de la pantalla, la pestaña de Soporte, donde puedes pedir al equipo de soporte un servicio postal para la recolección de tu equipo dañado, o bien, consultar el directorio de los centros de servicio si es que prefieres llevar personalmente tu dispositivo a revisión. Este servicio no tendrá costo para ti.

Si quieres recibir atención sobre algún problema puntual con tu teléfono relacionado con una falla en cualquiera de sus componentes, o cualquier anomalía que llegues a notar durante su funcionamiento, puedes recibir atención desde la opción de Chat en vivo, donde uno de los expertos de Huawei te atenderá para ayudarte a resolver algún problema, o bien, solicitar un servicio postal para tu teléfono en caso de que necesite ser revisado por un técnico certificado.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
YouTube
YouTube
Instagram