Noticias

¿Se puede controlar la pérdida de orina durante el embarazo? Te dejamos 4 consejos de expertos para manejarla

La maternidad es una de las etapas más bonitas y gratificantes para muchas mujeres, pero también puede ser una caja de sorpresas llena de procesos fisiológicos nuevos y cambios en nuestros cuerpos. Una de las condiciones más inesperadas que llegan con el embarazo es la incontinencia urinaria; sin embargo, es tan común como los mismos antojos durante este período e inclusive puede prolongarse a una etapa de posparto.

“La incontinencia en el embarazo responde en la misma medida en que el bebé crece, pues este empuja la vejiga, la uretra y los músculos del suelo pélvico hacia abajo. Aunque no en todos los casos es igual, esta presión debilita los músculos y empieza a provocar problemas de orina. Esta condición es totalmente natural al proceso de gestación y no tiene porque producir vergüenza en la mujer que lo experimenta”, explica Gloria Caycho, especialista de TENA.

A pesar de que se trata de un efecto totalmente normal en la etapa de embarazo, es cierto que suele provocar malestar e incomodidad para las mujeres que la padecen. Por ello, con el objetivo de brindar apoyo a futuras madres que estén pasando por esta experiencia, la especialista de la marca TENA, que hace parte de Essity empresa de origen sueco, destacó cuatro actividades diarias que le permitirán realizar sus actividades diarias sin restricciones ni barreras.

  1. Fortalece el suelo pélvico: Un suelo pélvico fuerte puede reducir el riesgo de sufrir incontinencia, por lo que es recomendable adoptar una rutina con ejercicios de Kegel. Si acabas de dar a luz, es conveniente que empieces a hacerlos acostada para evitar ejercer más presión sobre la zona pélvica. Pero, con el tiempo, podrás practicarlos en cualquier lugar. Si esta condición persiste consulta con el médico especialista.
  2. Tómate tu tiempo en el baño: ¡Eso nos pasa a todas! A veces, con el estrés, puede resultar tentador acelerar nuestro paso por el baño. No es una buena idea dado que dejar una pequeña cantidad de orina en la vejiga aumenta el riesgo de contraer infecciones urinarias. Por eso hay que procurar vaciar la vejiga totalmente.
  3. Productos especializados: Es importante que puedas sentirte segura, por eso debes usar productos que absorban la humedad; como por ejemplo, los TENA Discreet, que cuentan con una apariencia de toalla tradicional, pero absorben de manera más efectiva sin irritar la piel. Para goteos más leves, te sugerimos los Protectores Diarios TENA Discreet, que desaparecen toda la humedad de la zona vaginal. Ambos son productos para goteos moderados y cumplen con proteger la piel y controlar el olor.
  4. No intentes beber menos agua: Aunque tengas dificultades para controlar la vejiga, nunca reduzcas la cantidad de agua que bebes, sobre todo si estás dando el pecho. Reducir la ingesta de líquido puede causar deshidratación y provocar que la orina esté más concentrada. Esto puede irritar la vejiga y fomentar las ganas de ir al baño incluso cuando la vejiga no está llena.

Si bien la incontinencia es un tema poco tratado por doctores al momento de hablar del embarazo, hay una y mil formas de tratarlo y productos que te pueden acompañar durante este proceso. La incontinencia no tiene porque ser un enemigo que impida el disfrute de las primeras etapas de la maternidad. Recuerda que la vida depende de tu actitud, seguridad y la tranquilidad de saber que tienes los mejores productos para nunca parar.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
YouTube
YouTube
Instagram