Seis tendencias a considerar en las estrategias digitales de las empresas en 2023

Lima.- Para nadie es un secreto que las empresas deben adaptarse de manera continua a los constantes cambios y a la evolución de las tendencias mundiales. A medida que se produzcan nuevos desarrollos tecnológicos e innovaciones, la complejidad de integrar estas nuevas soluciones y gestionar gran cantidad de datos, aumentará el reto para las empresas de todos los sectores. La clave del éxito es cómo superar la complejidad de TI mientras se entrega valor al negocio y a los clientes.  

En Kyndryl queremos compartir algunas de las tendencias que darán forma a la estrategia digital empresarial en 2023 y que no escapan a la mirada escalable para nuestro país.

1. La resiliencia cibernética superará a la ciberseguridad como la principal prioridad comercial. Dado que el 88% de los directivos ahora ven a la seguridad cibernética más como un riesgo comercial que un riesgo tecnológico, según una encuesta de Gartner, la resiliencia cibernética evolucionará y ya no es sólo un problema de CISO en 2023, es un problema y punto focal para todo el C-Suite y directorios de empresas. Las empresas deben comprender que es más probable que sufran un evento cibernético que un desastre físico y deben proteger todas las áreas de su negocio.

Y si bien en nuestro país ya tenemos implementadas algunas regulaciones en materia de protección de datos y delitos informáticos, aún son pocas las empresas que han implementado estrategias integrales en ciberseguridad y resiliencia. Sin embargo, el ritmo de ejecución de recursos de ciber-resiliencia frente a la pandemia ha marcado un cambio sustancial en lo que a ciberseguridad se refiere y eso augura una aceleración positiva.

2. La observación de datos se convertirá en la corriente principal y la clave para escalar la IA para los negocios: el papel de DataOps. Sin una base de datos sólida, segura y DataOps, será difícil escalar y democratizar el consumo de datos. Muchos proyectos de IA fallan porque no están construidos a escala o integrados con los flujos de trabajo comerciales. Si no utilizamos e integramos los datos disponibles, los consumidores no podrán esperar calidad y confiabilidad en sus experiencias de compra.

3. La tecnología inalámbrica privada 5G irá más allá de la industria 4.0 con el comercio minorista como la próxima gran frontera. Los sectores de fabricación, petroquímica, gas y energía han estado implementando con éxito la tecnología inalámbrica privada y la periferia para impulsar la eficiencia comercial y el ahorro de costos. Otras industrias pronto tomarán nota, y 2023 será el año (5G) en que los casos de uso inalámbrico privado y las pruebas se afiancen en otras industrias.

El MTC autorizó la implementación de internet fija 5G para el país en Lima, Callao y algunos de los departamentos más importantes. Pero el proceso de adjudicación de espectro para 5G ya viene teniendo algunos retrasos, la mayoría atribuidos a la pandemia. Sin embargo, el panorama es alentador tanto para usuarios comerciales como para el sector corporativo con redes privadas.

4. La modernización de habilidades será una prioridad para los clientes de mainframe. Si bien se implementarán nuevos lenguajes de programación y entornos de código abierto para permitir un acceso más rápido a las aplicaciones y datos de mainframe existentes, habrá un fuerte enfoque en convertir o modernizarlos a Cloud Native, para abordar así, la ‘brecha de habilidades de mainframe’ que impide la modernización y flexibilización.

En nuestra perspectiva, los mainframes están aquí para quedarse y Perú no es la excepción, la proyección es que los clientes opten por acelerar la modernización de sus cargas de trabajo de mainframe hacia el próximo año, para permitir una integración más completa en un entorno de nube híbrida.

5. El éxito en el reclutamiento y la retención en un mundo de trabajo híbrido se reducirá a las experiencias digitales personalizadas de los empleados. El lugar de trabajo digital se ha transformado en un entorno omnicanal donde los empleados eligen qué canales quieren usar para interactuar en todas las organizaciones. El desafío al que se enfrentan muchas organizaciones es garantizar que este nuevo entorno sea perfecto, brinde una gran experiencia para los empleados y, al mismo tiempo, mejore la colaboración y la cultura organizacional.

En 2023, las experiencias digitales ocupan un lugar destacado en la lista de verificación de reclutamiento y también afectarán la retención. De hecho, los empleados están un 230 % más comprometidos y tienen un 85 % más de probabilidades de permanecer más de 3 años en un trabajo si cuentan con el soporte tecnológico adecuado.

El teletrabajo se ha convertido hoy en una práctica común en empresas de todas las verticales e incluso ya existe jurisprudencia que reconoce las modalidades no presenciales y los modelos híbridos con derechos y responsabilidades, lo que garantiza la permanecía de esta modalidad de trabajo. Sin embargo, un aspecto que no debe quedar por fuera son los riesgos cibernéticos, las empresas deben desarrollar planes para mantener y asegurar acuerdos de trabajo híbrido y remoto en 2023 y más allá, con un enfoque orientado hacia la resiliencia cibernética.

6. Las empresas invertirán cada vez más en aplicaciones nativas de la nube. Según Gartner, las plataformas nativas de la nube servirán como base para más del 95 % de las nuevas iniciativas digitales para 2025, frente a menos del 40 % en 2021. Las oportunidades para las empresas: innovación más rápida, capacidad para habilitar otras tecnologías como IA, más aplicaciones resilientes, y también ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos estratégicos, porque al usar tecnología nativa de la nube sin servidor, las empresas no ejecutan sus aplicaciones las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

De acuerdo con IDC la adopción de la nube creció en Perú en un 40,8% y la pandemia funcionó como acelerador involuntario hacia la innovación y las nuevas tecnologías, teniendo a la nube como protagonista de esta escalada. Con lo que las proyecciones para el 2023 son de continuar hacia esta productividad.

En perspectiva, el 2023 será un año desafiante y emocionante para las empresas, ya que deberán establecer su hoja de ruta hacia la modernización y aceleración digital para enfrentar este escenario, de la mano de socios estratégicos que cuenten con la experiencia y las habilidades para acompañarlos con éxito en este camino.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
YouTube
YouTube
Instagram