Susumu Yoza, capitán de la selección peruana de béisbol y profesor de educación física transmite el amor a este deporte

Levantarse de madrugada, preparar las sesiones de la semana, conectarse a las clases vía zoom, captar la atención de 30 alumnos, revisar tareas, luego conducir por casi dos horas para entrenar con convicción en las noches y terminar agitado con una sonrisa al final del día. Así transcurre la vida de Susumu Yoza, el capitán de la selección peruana masculina de Béisbol. 

Con 32 años, Susumu ha sabido repartir su tiempo entre su labor como docente de educación física y atleta de alto rendimiento, gracias a esa fortaleza mental que forjó desde que asumió el liderazgo de ambas facetas profesionales. 

Ser capitán es una responsabilidad muy grande que tengo, porque demuestro con el ejemplo dentro y fuera de las canchas.  Además, mi labor como docente tomó un valor distinto, porque incentivo la práctica de esta disciplina, que es poco conocida en el Perú”, afirma. 

Aunque la llegada de la pandemia al país afectó los entrenamientos presenciales a inicios de año, el seleccionado nacional se ingenió para prepararse en casa, convirtiéndose además en el motor emocional de sus compañeros, que veían lejana la posibilidad de volver a practicar este deporte colectivo. 

Según refiere, la participación de la selección peruana de Béisbol en los Juegos Panamericanos Lima 2019 significó el punto de quiebre para que muchos jóvenes se interesen por practicar la disciplina. 

El grupo mejoró después de los Juegos Panamericanos. Somos una mezcla de juventud con experiencia. El Béisbol peruano se ha hecho más conocido y nuestra federación sigue trabajando para masificarlo en academias. Ahora tenemos un hermoso estadio para practicarlo”, agrega. 

Actualmente, la selección nacional de Béisbol está integrada por más de 20 deportistas y son dirigidos por el estratega Kenny Rodríguez, de nacionalidad cubana que reside hace más de 15 años en nuestro país.

De 8:00 a.m. a 4:00 p.m. trabajo como profesor, luego vengo a entrenar al Estadio de Beísbol, ubicado en Villa María del Triunfo. Hay dos horarios, porque muchos de nosotros trabajamos o estudiamos. Sin duda, es un sacrificio, pero te da satisfacción. Recuerdo cuando mis alumnos llegaron a este recinto para vernos competir en Lima 2019”, asevera. 

Con ese respeto y perseverancia que lo caracteriza, Susumu Yoza agradece al Proyecto Legado por mantener en óptimas condiciones el Complejo Deportivo Andrés Avelino Cáceres, ubicado en Villa María Triunfo, que alberga un estadio de Béisbol, construido con la tecnología más avanzada del mundo.

Es preciso destacar que este recinto administrado por el Proyecto Legado cuenta con un campo oficial de competencias de alta calidad, vestuarios, sala antidoping y tribuna con capacidad para 1,800 personas. Además, es reconocido por ser el único recinto oficial certificado por la Confederación Mundial de Béisbol en nuestro país.

“Es un estadio que tiene las medidas profesionales, al estilo de Estados Unidos o Venezuela, y otros países potencia en la disciplina”, concluye. 

Susumu Yoza comparte su día a través de las redes sociales del Proyecto Legado, mostrando parte de su rutina y entrenamientos en el Complejo Deportivo Villa María del Triunfo.