Teatro La Plaza presenta “Casa de muñecas”

Lima.- Al igual que la lectura superficial nos niega de aquello que subyace, una mirada apresurada a “Casa de Muñecas”, la obra maestra de Henrik Ibsen(1828 – 1906) nos haría, por el contexto en el que fue escrita, pensar que se trata de una pieza que gira sobre la problemática del rol de la mujer en un determinado punto de la historia; sin embargo y sin negar la enorme contribución que le dio esta obra al movimiento feminista, nos encontramos con algo mucho más profundo.

Cuando se alza el telón se nos describe la situación de dependencia y sumisión de Nora, hacia su marido, una realidad de la que ella parece no ser consciente. Sin embargo todo esto cambiará tras un episodio que transforma radicalmente su existencia y rompe con la aparente tranquilidad de su hogar. Es de esta manera que descubrirá el verdadero rostro de su esposo, un hombre que no la considera más que un objeto de su propiedad. Esta terrible revelación remecerá el mundo de Nora, del cual empezará a surgir una idea inconcebible en otro tiempo: abandonarlo.

El título de la obra –como podría suponerse- no hace referencia a que Nora sea una muñeca en manos de Torvald, sino es que ambos viven en la habitación de los juguetes, como niños que se resisten a crecer. En su intento de evitar la confrontación, de esconder el problema, Nora ha pretendido seguir adelante, sin embargo es incapaz de asumir el dolor como parte del proceso de madurez. En ese sentido ella es su propio obstáculo.

Autoría de quien es considerado el más importante dramaturgo noruego y uno de los que más han influido en la dramaturgia moderna, Casa de Muñecas despertó una encendida polémica desde su estreno en 1879, que desató todo un escándalo social al ser presentada ante la sociedad moralista y conservadora de la Europa del siglo XIX. El traductor y agente de teatros en Alemania del norte del propio Ibsen incluso llegó a solicitarle la elaboración de un final alternativo, el cual a pesar de ser elaborado fue finalmente desechado, dando paso a la obra maestra que hoy conocemos.

Como es definido por varios estudios, Ibsen posee la fuerza, sensibilidad y verdad de un «poeta en busca de la verdad del alma humana». Así, «Casa de muñecas» es entonces un verdadero viaje que confronta a sus personajes  a mirarse sin ningún velo, enfrentándolos con verdades  que pueden llegar a ser dolorosas y descarnadas pero que constituyen el único vehículo para crecer y transformarse. He allí la razón que la obra se encuentre tan vigente en todo país y época.

La puesta en escena corre a cargo de Jorge Villanueva, actor y director egresado del TUC y fundador del grupo Opalo. Jorge ha dirigido obras como “Super Popper” de César De María, “Móvil” de Sergi Belbel. “Las neurosis sexuales de nuestros padres” de Lukas Barfuss, “Momo” de Michael Ende en el Teatro La Plaza y entre otras, recientemente “El dragón de oro” de Roland Schimmelpfenning, nombrada por la crítica especializada entre los mejores montajes teatrales del 2011. Bajo la dirección de Villanueva sube a las tablas un elenco de primer nivel, conformado por Jimena Lindo, Paul Martin, Norma Martinez, Miguel Iza y Carlos Victoria.

El estreno está programado para este próximo mes de mayo con funciones de jueves a martes a las 8:00pm y los domingos a las 7:00pm. Imposible perderse esta oportunidad en que la ficción refleja una etapa de la realidad que hemos superado pero que no debemos olvidar.

519841654

VER MAS FOTOS