Técnicas en enfermería sustituyen a madres de pacientes en los momentos más difíciles de la pandemia

BREÑA.- Con una sólida vocación de servicio 562 técnicos en enfermería entre hombres y mujeres continúan firmes en primera línea contra el Covid-19; desempeñan una importante labor en el cuidado y atención de los pacientes del Instituto Nacional de Salud del Niño de Breña, su trabajo asistencial está cargado de amor y cariño a los pequeños que llegan a este nosocomio en busca de una mejora de salud y mientras los padres espera la recuperación de sus hijos también reciben una cuota de fe y esperanza para que el niño vuelva a casa.

En época de pandemia debido a las medidas de bioseguridad han sustituido temporalmente a sus progenitores, porque en algunos casos los padres no pueden permanecer con sus hijos, es por ello que las técnicas en enfermería asumen este rol.

Aidé Alonso es una de ellas, lleva 33 años en el instituto, cuenta que la mayor parte de su labor en esta institución lo ha pasado en sala de operaciones, ahora le ha tocado estar en el servicio de Medicina “A”. Comenta que los pacientes son parte de su vida, la paciencia es su fortaleza, comprende al niño en su dolor o en desesperación por estar junto a sus padres, también da soporte emocional que profesa como buena católica cristiana que es.  Da todo a cambio de nada. “un abrazo y una palabra de agradecimiento es mi mayor recompensa”, nos indica la técnica.

En el servicio de Cirugía de Tórax y Cardiovascular  encontramos a Rosario Huertas, para ella es un gran reto la responsabilidad de estar al lado de los pacientes y sus familiares por la situación misma de la pandemia, “los padres se encuentran con mucha congoja, temor e incertidumbre, pero aquí estamos nosotros para apoyarlos”, manifiesta Rosario, quien lleva 33 años de servicio en el INSN.

Para ella ser técnica en enfermería es algo muy grandioso, el cariño hacia los niños  es indescriptible, “sus familiares nos confían a sus hijos y la responsabilidad es más grande sobretodo en estos momentos difíciles porque los niños extrañan a sus padres”, agrega.

Una noble misión

La función de los técnicos de enfermería va más allá de realizar diferentes procedimientos de limpieza, desinfección y esterilización de los pacientes e instrumento médicos, lo han hecho todo el tiempo, pero con esta pandemia han intensificado su trabajo por el bien de los pacientes y personal.

Tienen como misión preservar los altos niveles de calidad en la prestación de los servicios, brindan atención de emergencia y primeros auxilios, promueven hábitos saludables, proporcionan ayuda en los cuidados básicos de higiene, comodidad, movilización y alimentación.

Además, preparan a los pacientes para los exámenes de diagnósticos y hacen uso adecuado de los equipos e instrumental médicos, brindan apoyo admirativo en los trámites y también desarrollan su trabajo en consultorios externos. Sin duda una noble misión.