Temporada de lluvias aumenta hasta en un 30% la solicitud de servicios de last mile delivery: Dostavista

●     En temporadas de lluvia los tiempos de entrega en motocicleta incrementan hasta en un 50% y un 200% en automóvil.

●     Las precipitaciones pluviales reducen hasta en un 60% la disponibilidad de los mensajeros.

En México la temporada de lluvias inicia regularmente en la segunda mitad de mayo y termina a finales de noviembre. De acuerdo con Dostavista, startup de delivery express 100% tecnológica, durante este período las solicitudes de servicios de Last Mile Delivery aumentan un 30%. Sin embargo, la operación se vuelve más compleja, ya que durante esta época los tiempos de entrega en motocicleta incrementan hasta en un 50% y un 200% en automóvil.

“Los días lluviosos son todo un reto para el last mile delivery, ya que los clientes finales, es decir el cliente de nuestro cliente, exigen las mismas condiciones de entrega y tiempos que en un día normal. Por lo cual se debe cuidar cada detalle de la planeación porque la calidad de la entrega lo es todo y al mismo tiempo es muy importante la seguridad de quienes entregan”, asegura Iñaqui de la Peña, Country Manager de Dostavista México.

Urbes como la Ciudad de México representan un desafío mayor para este tipo de servicios, pues de acuerdo con el análisis de tráfico de la compañía TomTom, la ciudad cuenta con el peor tráfico en el mundo, con un nivel de congestionamiento vial del 66%. Adicionalmente, según el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI) factores como la lluvia incrementan hasta un 20% los incidentes viales.

Ante este panorama, las empresas que se valen del delivery para hacer llegar productos a sus consumidores, son las más afectadas, pues de acuerdo con el equipo de Dostavista, durante el mal clima la disponibilidad de los mensajeros en motocicleta se reduce hasta en un 60%. Y, una vez que termina la lluvia, solo el 20% de los mensajeros decide continuar con sus labores.

Por lo anterior, Dostavista emite algunas recomendaciones para que las empresas aprovechen de la mejor manera el last mile delivery en época de lluvias:

  1. Notificar posibles retrasos. Informar al cliente final sobre posibles demoras en entregas, derivadas de las inclemencias del tiempo, evitará que se generen falsas expectativas; es mejor la transparencia que una mala experiencia de compra.
  1. Seguimiento en tiempo real. Utilizar plataformas que posibiliten el seguimiento en tiempo real de la entrega genera una mejor comunicación con el usuario y un proceso más transparente, lo cual, además, genera mayor confianza.
  1. Sistemas inteligentes de rutas. Emplear las herramientas de inteligencia artificial de las plataformas para crear multirutas permite una optimización de los envíos, mejora costos y minimizar los tiempos.
  1. Correcto embalaje. Actualmente existen cientos de productos en el mercado que protegen las mercancías de las inclemencias del tiempo. Lo cual está emparejado con el método o vía de transportación; no será lo mismo que el envío se haga en motocicleta o auto.
  1. Revisar constantemente las alertas enviadas por la aplicación y redes sociales con respecto a los tiempos de entrega de sus paquetes.

Además, Dostavista también emite algunas recomendaciones para los repartidores:

  1. Revisar el estado físico del vehículo. En esta época del año es importante que un profesional de la mensajería revise cada uno de los sistemas del vehículo en especial los frenos y las llantas.
  1. Preferir los carriles centrales y moderar la velocidad. Para evitar los encharcamientos que se ubican en los laterales, además de los baches que se ocultan en estos, mismos que son causantes de pinchaduras de neumáticos o accidentes.
  1. Revisar la ruta antes de iniciar el viaje. La concentración al volante lo es todo. Conocer la ruta de manera previa permitirá que la atención se centre en el camino.
  1. Utilizar los aditamentos necesarios. En caso de manejar vehículos de dos ruedas, como las motocicletas, es imprescindible contar con casco y ropa adecuada para el clima.
  1. Implementar accesorios para resguardar los paquetes. En el mercado existe un sinfín de herramientas para asegurar los paquetes. Ya que el estado del paquete es pieza clave del servicio.