5 datos que debes saber sobre el reporte de eventos adversos

Los efectos adversos son reacciones inesperadas a un medicamento o terapia, que pueden ser leves o incluso comprometer la salud del paciente, y por tal motivo, es necesario monitorear la seguridad de un medicamento, desde la etapa previa a su ingreso al mercado y posterior a ello, informó el Dr. Ronal Espinoza, miembro del comité de Farmacovigilancia de la Asociación Nacional de Laboratorios Farmacéuticos (ALAFARPE).

Por otro lado, según reportes la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (DIGEMID) durante 2017 el país registró un aproximado de 6,082 notificaciones de reacciones adversas a medicamentos; sin embargo, hay regiones que reportaron el 0%.

Ante esta realidad, el especialista hizo un llamado a todos los actores de la sociedad para que se comprometan a reportar sobre los efectos adversos que se presenten durante la terapia. “La farmacovigilancia es la ciencia que se encarga de detectar, evaluar, comprender y prevenir los riesgos derivados del uso de medicamentos, así como contribuir a garantizar la seguridad de los tratamientos”, declaró.

Asimismo, el comité de Farmacovigilancia de ALAFARPE identificó 5 datos que se deben conocer sobre esta herramienta:

  • Resguarda la salud de la población: Al reportar los efectos colaterales de los medicamentos, se contribuye con información científica que ayudará a los profesionales de la salud a prescribir tratamientos médicos más precisos y seguros, garantizando el bienestar de otros pacientes y la población en general.
  • Es responsabilidad de todos: La farmacovigilancia es un proceso que requiere la participación de todos los miembros de la sociedad: el Estado, los profesionales de la salud, pacientes, industria farmacéutica, para asegurar el bienestar y la salud de las personas.
  • Es un derecho y un deber: El rol de los pacientes y profesionales de la salud es fundamental para la evolución de esta herramienta en el país. El paciente tiene el derecho de reportar si su tratamiento le está causando algún inconveniente y es un deber del profesional de la salud el reportarlo a la autoridad correspondiente.
  • Permite tomar medidas correctivas: Gracias a estos reportes se pueden tomar medidas en caso los medicamentos resulten riesgosos para la salud de los pacientes. Estas pueden incluir desde la restricción de su uso, la reformulación o hasta el retiro del fármaco del mercado que no es seguro.
  • Es necesario fortalecer esta herramienta en el país: Si bien instituciones como DIGEMID han logrado establecer sistemas de reporte, es prioritario contar con un manual estandarizado de farmacovigilancia, que permita optimizar el registro de eventos adversos y así conseguir a mediano plazo un sólido sistema de farmacovigilancia que permita la detección oportuna de las reacciones adversas asociadas al uso de medicamentos.