CCL sí espera sorpresas del mensaje presidencial

La Cámara de Comercio de Lima espera que en su Mensaje a la Nación por Fiestas Patrias, el presidente de la República, Martín Vizcarra, anuncie medidas concretas para reactivar la economía, afianzar el principio de autoridad y la seguridad ciudadana, generar empleo formal de calidad, ampliar la base tributaria, erradicar la corrupción y contar con un sistema de justicia eficaz.

“Es un lugar común decir en vísperas de cada 28 de julio, que no se debe esperar sorpresas del mensaje presidencial; pero nosotros sí esperamos que el presidente Vizcarra nos sorprenda con un mensaje de unidad y emprenda en estos 24 meses que le quedan de gestión, acciones efectivas que permitan comenzar a enfrentar y resolver los serios problemas del país”, manifestó Yolanda Torriani, presidenta de la CCL.

En materia económica, indicó que se necesita una agenda muy puntual que permita retomar tasas de crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI)  que se acerquen progresivamente al 6%, necesario para atender grandes retos como son mejorar los servicios de salud y educación, combatir la anemia infantil, evitar que casi un millón de peruanos vulnerables regresen a la pobreza y reducir aún más el 20,5% de peruanos que están en esta condición.

“Para ello, nuestro país necesita un mayor dinamismo de la inversión pública, que cayó 8% solo en el primer trimestre del presente año. Necesitamos que se genere un mejor clima para la inversión privada –que creció 3,7% en los primeros tres meses del 2019-, la cual requiere de reglas claras y estabilidad. A la vez se debe reactivar  la demanda interna que apenas creció 2,8% entre enero y marzo de este año.

Debemos recuperar los niveles de inversión pública y privada así como de demanda interna que se tenía el 2018”, enfatizó la dirigente empresarial a la vez que consideró importante el destrabe de proyectos.

Asimismo, manifestó que también son prioritarias medidas para contar con un sistema de justicia libre de presiones y capaz de luchar de forma eficiente contra la corrupción. Subrayó que tras la frustrada elección de la Junta Nacional de Justicia, es hora que se corrija lo que haya que corregir.

“También esperamos una actitud decidida dentro del marco de la ley frente a los conflictos sociales, escuchando los justos reclamos de la población y sus autoridades, pero con la firmeza de hacer respetar la ley frente a posiciones extremistas. No podemos permitir que casos como el de Tía María persistan porque ponen en riesgo el crecimiento económico regional y nacional, debilitan el principio de autoridad, el estado de derecho y la institucionalidad”, señaló.

Añadió que confía que el mensaje presidencial sirva para dar inicio a una etapa de diálogo y entendimiento, con la firme convicción que oficialismo y oposición deben defender nuestra democracia.

“Quedan apenas dos años. Parece poco tiempo, pero será peor si no se hace nada. En manos del presidente Martín Vizcarra está cambiar el futuro cercano y dejar encaminado un mejor país de cara al bicentenario de su independencia. Abogamos para que ello ocurra y reafirmamos nuestro compromiso de colaborar con el logro de los grandes objetivos nacionales”, puntualizó.