Tips para un correcto lavado de manos

Hoy se celebra el Día Mundial del Lavado de Manos. Esta práctica es la mejor manera de prevenir enfermedades, ya que se detiene la transmisión de microbios de una persona a otra. Mediante este ejercicio se evita la aparición de los padecimientos gastrointestinales y respiratorios más comunes. Incluso, impide que se generen varias infecciones.

Nestlé Perú, empresa líder en nutrición, salud y bienestar, promueve el lavado de manos como parte elemental de una alimentación saludable. Desde la iniciativa Crecer Bien, programa de educación enfocado en temas de nutrición e higiene dirigido a escolares de 5 a 8 años, Nestlé Perú busca contribuir con la disminución de la malnutrición y anemia en el país a través de una propuesta pedagógica que desarrolla hábitos de alimentación saludable, higiene y actividad física desde la primera infancia. La anemia puede producirse por la presencia de parásitos intestinales, siendo la causa más frecuente de esta enfermedad en los infantes. Como consecuencia puede alterarse el desarrollo neurológico y cognitivo del menor.

Para un buen lavado de manos, Nestlé recomienda seguir los siguientes pasos:

  1. Mojarse las manos con agua corriente limpia (tibia o fría) y enjabonarse las manos.
  2. Frotarse las manos con el jabón hasta generar espuma. Restregar en los dedos y bajo las uñas. Continuar por 20 segundos (como mínimo).
  3. Enjuagarse las manos con agua corriente limpia.
  4. Secarse con toalla, papel o al aire.

El lavado de manos deberá aplicarse estrictamente antes de: preparar alimentos, comer, cuidar a un enfermo y tratar una herida. Durante la preparación de alimentos y después de: preparar alimentos, cuidar a un enfermo, tratar una herida, limpiar a un niño después de sus evacuaciones, sonarse la nariz, toser o estornudar, acariciar a un animal, su alimento o sus evacuaciones,  y tocar basura.

En caso de no contar con agua corriente limpia, se puede usar gel sanitizante (desinfectante de manos), aunque la eficacia de esta sustancia es menor al lavado tradicional.