Gobierno debe ganarse la confianza del país garantizando estabilidad jurídica y política

La Cámara de Comercio de Lima (CCL) consideró que, recibido el voto de confianza por parte del Congreso de la República, el gabinete ministerial que encabeza Guido Bellido debe precisar cuanto antes medidas concretas para enfrentar la tercera ola de la pandemia, reactivar la economía, promover la inversión privada, generar empleo, reducir la pobreza y garantizar la estabilidad jurídica y política que necesita el país. 

“En su programa de gobierno, el ministro Bellido no ha mencionado para nada a la inversión privada ni mucho menos la forma cómo el gobierno busca promoverla. El Marco Macroeconómico Multianual 2022-2025 señala que este año la inversión privada crecerá 20% y el próximo 5,5%, pero no sabemos qué se hará para lograr dicho objetivo, pues el año pasado esta retrocedió 16,5%”, manifestó el presidente de la CCL, Peter Anders.

Indicó que, en medio de la crisis económica que enfrenta el Perú a raíz de la pandemia de la COVID-19, cuando la población con empleo adecuado disminuyó a junio de este año en 11,1% y cuando existe casi un millón de personas buscando un trabajo, lo menos que se esperaba del gobierno eran medidas para promover inversión privada, la cual representa el 80% de la inversión total en el país.

“La generación de empleo en el Perú depende de la inversión privada y esta requiere predictibilidad, medidas concretas, plazos definidos y estabilidad jurídica y política que es justamente de lo que hoy adolecemos, pues vivimos en un clima de incertidumbre e inestabilidad. En el plan del ministro Bellido abundan medidas donde la entrega de los escasos recursos públicos es lo principal, pero ni siquiera se han definido los mecanismos para financiar todo el asistencialismo que suponen”, manifestó.

Recordó que, como sostuvo el presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, el mejor programa social es un empleo.

Anders señaló que más allá de nombrar algunos proyectos de inversión que forman parte del mecanismo de asociaciones público privadas y del Plan Nacional de Infraestructura que vienen de gobiernos anteriores, la actual administración no ha propuesto nada significativo.

“No se parece entender que, si la inversión privada se estanca, se detiene el crecimiento del PBI. Lo que hasta ahora hemos escuchado es un listado de intenciones. Por ejemplo, se espera que las exportaciones no minero energéticas peruanas alcancen los US$ 20,5 mil millones a julio del año 2026, generados por 13,5 mil empresas exportadoras, principalmente MiPymes. Pero no se ha dicho qué medidas se darán para alcanzar este objetivo, cómo se impulsará el crecimiento de los sectores y mucho menos si en ellos se va a promover la inversión privada”, acotó.

Finalmente, Anders refirió que tampoco hubo un planteamiento para atraer inversión privada extranjera, en un contexto donde hoy estos capitales prefieren irse a Estados Unidos, Europa y Asia, mientras América Latina pierde atractivo para ellos.

“El Perú necesita acciones de gobierno urgentes, ya no solo para retomar el crecimiento, sino para impedir que sigamos retrocediendo: no debemos permitir que se agudice la crisis sanitaria, la quiebra de empresas de todo tamaño y de todos los sectores, que continúen aumentando la falta de empleo y la pobreza; que se siga depreciando nuestra moneda. Ha pasado más de un mes desde que el presidente Pedro Castillo asumió el mando y lo que ahora necesitamos, no solo sus simpatizantes y aliados políticos, es que se gane la confianza de todo el país con acciones firmes, concretas y con liderazgo”, puntualizó.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
YouTube
YouTube
Instagram